martes, 31 de enero de 2012

Homeopatia. Oligoelementos. Sales de Schuessler

Aprovecho este rato libre que tengo para hacer una entrada comentando las diferencias y/o similitudes entre la homeopatía, la oligoterapía (oligoelementos) y las sales de Schuessler.

¿Por que?, porque ya me ha sucedido varias veces que viene una persona a consulta queriendo cambiar lo que le ocurre. No lo explican muy bien, pero se les entiende a la primera. Yo antes no era así. Desde que me paso tal cosa....Para explicarlo, voy a comentar lo sucedido en una consulta de ayer.

Viene una chica a consulta, treinta y pocos años (he puesto chica en vez de mujer, como se nota que como yo tengo cuarenta y tantos, para mi es una chica, porque a mi todavía se me hace raro lo de señor). Está diagnosticada de "...........itis", la tiene desde hace más de 10 años. Me comenta que quiere tratarse con un homeópata, aunque ella no sabe nada de homeopatía, porque hace tiempo una conocida fue donde uno, le dio unas gotas, y hasta hoy. Que ella quiere cambiar eso, que cada vez que va al médico para la .........itis, el médico siempre le manda lo mismo,  y le dice que no se puede hacer nada más.

Después de la conversación, en la que me cuenta como es su "..........itis" y lo que le sucede con ella, como se alimenta, lo que va o no asociado a ella, su estado anímico, si duerme bien, horarios,....., es decir la valoración, le comento que la voy a tratar con oligoelementos, pues claramente ella está ahora mismo en una diatesis hipo reactiva (la diatesis 2 ó artrítico - infecciosa) y tenemos que conducirla a su diatesis de origen.

Le explico un poquito por encima los tres conceptos. En los tres sistemas se trabajan con diluciones muy bajas, es decir con dosis muy pequeñas para conducirla la estado óptimo de salud:
  • Las sales de Schuessler son sales minerales a la sexta dilución decimal (6 DH). Se aportan las sales minerales necesarias, no para paliar una carencia, sino para estimular al organismo a corregirla por sí mismo. Las células están compuestas por sustancias orgánicas y minerales, que en proporciones precisas y mediante reacciones bioquímicas conducen al equilibrio intracelular.
  • Los oligoelementos son minerales cuya concentración es menor de 1 mg. por Kg de peso corporal, son necesarios o esenciales para el organismo, y su carencia o exceso produce enfermedades. Son indispensables en la actividad enzimática, acelerando las reacciones bioquímicas naturales. Muchas veces por problemas funcionales, metabólicos, patógenos, etc, están inactivadas, en mayor o menor medida, una serie de reacciones bioquímicas, y el aporte de oligoelementos (aunque dispongamos de ellos en el organismo) estimula, cataliza esas reacciones. Estos oligoementos se dan en diluciones centesimales. Se trabaja con las Diátesis, es decir la predisposición de cada uno, para llevarte a un terreno óptimo.
  • La homeopatía puede provenir de cepas animales, vegetales o minerales. Las diluciones van desde las decimales, hasta las milesimales. En diluciones altas, se puede decir que no quedan moléculas proveniente de la cepa original. Es lo que crea controversia. La homeopatía siempre ha tratado de llevarte a tu estado óptimo. Ha ido evolucionando pasando por las miasmas de Hahnemann: psora, syphilis, sycosis. Las constituciones minerales cálcicas (existen otras: bioquímicas, embriogénicas): carbónica, fosfórica, fluórica. Teniendo en cuanta a sulfur. Los temperamentos. El biotipo, tipo sensible, patogenesia....

Artículos relacionados:
Oligoelementos. La velocidad es vida
Diátesis - Predisposición - Forma de ser

    lunes, 30 de enero de 2012

    ¿Se puede tratar una embarazada con productos de herbolario?

    Foto: https://profiles.google.com/rosaaleida
    Esta es una pregunta que me hizo hace tiempos uno que me va a dar una sobrina. Y la respuesta: ¡Pues claro que sí!, y con múltiples ventajas respecto a otros fármacos.

    Durante el proceso del embarazo, tenemos que andar con un cuidado especial. Aquí normalmente nos vamos a los extremos. Ó bien las embarazadas no quieren saber nada de lo "natural" y se ponen en manos de la medicina alopática para resolver los problemas que puedan surgir (que en numerosas ocasiones no puede hacer nada para resolverlos porque esos medicamentos resultan muy tóxicos para el bebe). Ó se ponen en manos de Naturópatas. Se da una polarización exagerada.

    Pero tampoco se puede usar lo "natural" pensando que no van a tener efectos negativos para la salud del bebe. Podemos tener problemas incluso con las plantas más usadas y conocidas. La manzanilla, por poner un ejemplo, puede provocar un aborto, y cuantas embarazadas toman infusiones de manzanilla creyendo que les hace bien para esos problemas estomacales. Es una planta contraindicada en el embarazo.

    Personalmente, siempre ayudo a las embarazadas con homeopatía u oligoelementos (mayormente estos), creo que son el 90% de mis recursos para los embarazos, y también para la lactancia, pues no debemos olvidar que lo que ingiere la madre, afecta al bebe.

    Aquí la ventaja es mayúscula, pues al mismo tiempo que resolvemos el problema de la madre, ayudamos a esa personita. Un ejemplo de esto: a muchas amatxus se les agrietan los pezones cuando dan de mamar, las llamadas grietas de la lactancia, que pueden llegar incluso a imposibilitar seguir amamantando Entre las distintas opciones que tenemos, está la del Manganeso - Cobre (oligoelemento Mn-Cu), aplicado con una gasa estéril el mayor tiempo posible sobre la zona con grietas, 2 ó 3 veces al día, mejora de una manera notable esta problematica.

    Muchas veces, después de aplicar un preparado, al tener que limpiarlo para seguidamente dar de mamar, se vuelve a irritar la zona. No es así en este caso, pues no hay problema en que el "cacanajo" ingiera un poco de Mn-Cu, de hecho, es un preparado que le va a ayudar en el tema de sus defensas.

    Se puede realizar un magnífico tratamiento preventivo, así como curativo, de la mayoría de los problemas que pueden surgir durante el embarazo y la lactancia: infecciones urinarias, cansancio, anemias, hinchazón de tobillos, mareos y nauseas,... Y de los que no tienen nada que ver con el embarazo, pero que se producen durante el embarazo. El tratamiento con oligoelementos, la oligoterapía, no tiene ninguna contraindicación en embarazadas.

    La vida en el útero semana a semana (28)

    Aún es delgadito y arrugado, pero las células adiposas están depositando grasa bajo su piel.. También la capa de grasa que lo recubre, vérnix, se ha engrosado. Poco a poco empieza a perder el lanugo. Si naciese ahora, tal vez podría sobrevivir con cuidados especiales (puede que con secuelas).

    Edad fetal: 26 semanas. Talla VC: 21 cm. VT: 32 cm. Peso: 870 gr.

    Talla VC: del vértex al coxis. VT: del vértex al talón.

    jueves, 26 de enero de 2012

    Como mejorar el sistema inmune con minerales.

    Debemos tener en cuenta que con algunos de estos minerales trabajamos a nivel ponderal y con otros como oligoelementos. Solamente voy a escribir de su relación con el sistema inmunitario, evidentemente desarrollan muchas más funciones.

    Zinc (Zn): Es antioxidante. es cofactor de la superoxido dismutasa. Regula la proteína oncosupresora p53.  Nuestro sistema inmune no funciona correctamente si no hay suficiente zinc en el organismo. Normalmente tenemos entre 2 y 3 gramos. Si no tenemos el suficiente (poca ingesta, mala absorción, elevada sudoración) es más fácil coger una infección.
    ¿Por que?, porque cuando hay una infección, el Timo debe fabricar más células T (linfocitos que luchan contra virus y bacterias), esto lo hace mediante la segregación de hormonas, y estas hormonas no funcionan correctamente en deficiencia de Zinc. Regula el sistema inmune activando la timulina.
    También se ha observado que el zinc, por si mismo, aumenta la actividad de células fagocitarias capaces de destruir los virus y bacterias, sin recurrir a los linfocitos.


    Hierro (Fe): El aspecto psicológico del hierro es el coraje para poder realizar las cosas.  Además de las funciones de transportador de oxigeno para el metabolismo celular, constituyente de la hemoglobina, interviene en la síntesis de neurotransmisores regulando la actividad cerebral. Pero a lo que vamos, actúa como coenzima en la bio regulación del sistema inmune  y aumenta la resistencia física.
    *Hablaré de una proteína del hierro, la lactoferrina, en una entrada posterior.
    *Bueno, un dato, que se sale un poco del tema, pero que es importante por que está a la orden del día. El cobre estimula la absorción del hierro, pero si tienes mucho hierro, hace que disminuya la absorción de cobre. Es decir, el cobre ayuda al hierro, pero el hierro dificulta al cobre. Cuando aportamos hierro de síntesis (el de la farmacia) baja el cobre y no permite que absorbas tu propio hierro.

    Cobre (Cu): Estimula la inmunidad. Se comporta como antivírico, antiinflamatorio, antiinfeccioso y además optimiza los efectos de los antibióticos, pudiendo prescindir de ellos en numerosos casos. Se utiliza sobre todo en la esfera ORL. Anginas, gripes, bronquitis,...
     *Entre otros, el calcio dificulta la absorción de cobre. Hoy en día, para la medicina alopática parece no existir otro remedio que el calcio para prevenir o tratar la osteoporosis y/o descalcificación. Así que hay pululando por ahí cantidad de gente, sobre todo mujeres, que pilla de todo por la bajada de cobre.

    Selenio (Se): Indicado en todas las enfermedades degenerativas y para reforzar el sistema inmunitario, favorece la formación de anticuerpos. Ejerce una acción como antioxidante de las células inmunitarias  (retrasa el envejecimiento celular). Disminuye las reacciones antiinflamatorias. En muchos trabajos se avala como preventivo contra el cáncer, en especial de próstata y piel.

    Germanio (Ge): Es un protector del sistema inmunitario, regenera la actividad celular. Nos ayuda en las infecciones virales, en la radio terapia, disminuye el umbral del dolor (seguramente aumenta las endorfinas).

    Cobre - Oro- Plata: Esta asociación de oligoelementos regula el sistema inmunitario, nos aporta energía, es la base para corregir el terreno de la diátiesis 4 o anérgica (aumenta la resistencia al cansancio y a la actividad física). Estimula nuestra capacidad intelectual y mejora nuestro ánimo. 
    Del cobre ya he escrito algo más arriba. El oro estimula el sistema inmune y tiene propiedades antiinflamatoiras. La plata destaca por tener una acción antiinfecciosa.
    Es una lastima, el Cobre - Oro - Plata fue inmovilizado por Sanidad el 10 de febrero. Todo por problemas de burocracia, no porque haya dado ningún tipo de problema, en concreto se debe a que el oro y la plata no constan como complementos de alimentación en la normativa europea (Real Decreto 1487/2009 de 26 de Septiembre). Mientras tanto, tenemos que ir a suplementos que los tengan incorporados junto a otros, ó pedirlos a Francia u a otro pais de la Comunidad Económica Europea.


    ¿Conoces o quieres aportar algún otro mineral para mejorar nuestro sistema inmune?

    Artículos relacionados:
    Como funciona el sistema inmune

    martes, 24 de enero de 2012

    Como mejorar el sistema inmune con hongos

    Foto: https://picasaweb.google.com/BrianZacharyX
    Este título de entrada: "Como mejorar el sistema inmune con hongos" esta puesto en plural, porque en este caso, debemos utilizar un compuesto a base de una selección de varios hongos. Cada hongo tiene un nombre y apellidos, es decir, tiene una característica particular, pero en general, tienen todos tienen parecida composición:  polisacáridos, aminoácidos, triterpenos, enzimas, proteínas, alcaloides, y otros que nos son desconocidos.

    Así, al tomar una combinación de varios hongos, con sus características particulares, nos aseguramos de abarcar un mayor campo de acción, mejorando la respuesta inmune, pues tienen la capacidad de incrementar la habilidad del cuerpo para autodefenderse de las bacterias, virus, hongos y tumores. A esto se le denomina "Modificadores de la Respuesta Biológica (MRB)".

    Estos hongos no atacan a las células cancerosas, virus y demás, sino que modulan la respuesta innata de nuestras células defensivas. Aportan a nuestro organismo las sustancias necesarias para que él con su propias armas venza al invasor.

    Lo más estudiado o conocido son los efectos de los polisacaridos, sobre todo de los glucanos. Estos modulan la producción de las células T (linfocitos), NK (natural killer = asesinos naturales), y las respuestas biológicas. Se produce un aumento, de 3000 a 5000%, en el numero de células inmunes en el espacio de 72 horas tras tomarlos.

     Debemos asegurarnos de tomarlos con vitamina C, bien porque el suplemento de hongos que adquiramos en el herbolario lo lleva ya incluido en su formulación, o si no, tendremos que coger además un suplemento de vitamina C, obligado en caso de cancer (y en dosis altas), pues esta rompe las cadenas de polisacaridos permitiendo así una mayor penetración en el núcleo celular. También hay estudios que dicen que los principios activos de los hongos se absorven mejor si se combinan con cúrcuma, jenjibre y pimienta.

    Vamos a ver de manera resumida los más utilizados y conocidos
    • Hongo Shiitake (Lentinus edodes). Aumenta los valores de las NK y los linfocitos CD4. Tiene una dirección o tropismo hacia hígado y sistema inmunitario.
      • Procesos cancerosos en pulmón, mama, próstata, leucemia y sarcoma.
      • Colesterol, arritmia cardiaca, hipertensión arterial, arteriosclerosis, artrosis, eczemas, caries dental.
    • Hongo Maitake (Grifola frondosa). Tiene un tropismo hacia el sistema inmune.
      • Procesos oncológicos con tendencia metastásica hepática y ósea. Útil en los efectos secundarios de quimioterapia y radioterapia.
      • Procesos oncológicos de mama, pulmón, estómago, hígado, vesícula biliar, próstata, encéfalo, y melanoma.
      • Obesidad, hemorroides, proceso virales, infecciones, procesos degenerativos, diabetes, colesterol, tensión alta, depuración hepática (disminuye la toxicidad de los medicamentos)
    • Hongo Reishi (Ganoderma lucidum). Inmuno modulador y vigorizante. Tiene un tropismo hacia el sistema nervioso, sistema cardiovascular y el tejido conjuntivo.
      • Carcinoma prostático, pulmonar, leucemia mieloide aguda, carcinoma nasofaríngeo.
      • Alergias, asma, procesos virales y/o degenerativos, bronquitis, eccema, cirrosis, hepatitis (A, B, C), artritis reumatoide, VIH, mononucleosis, envejecimiento prematuro. Buen regulador de la glucemia.
      • Cuidado, al principio puede descompensar la glucosa.
    • Hongo del Sol (Agaricus Blzazei murill, Agaricus brasiliensis). Tiene un tropismo hacia el sistema inmune, sistema reticuloendotelial, hígado.
      • Daños cancerosos y mutágenos por ser antitumoral: citostática y cototóxica.
      • Diabetes I y II, alergias, eccema atópico, asma, envejecimiento prematuro, arteriosclerosis, procesos degenerativos, regenerador hepático.
    • Hongo Melena de León (Hericium erinaceus). Tiene un tropismo hacia el aparato digestivo y el sistema nervioso central.
      • Carcinoma de esófago, estomago y colorectal.
      • Gastritis, reflejo gastroesofágico, úlcera estomacal y/o duodenal, colitis ulcerosa, crohn, alergias e intolerancias alimentarias, daños neuronales (pues regenera la mielina), esclerosis múltiple, demencia senil, alzehimer, parkinson,... 
    • Hongo Cola de Pavo (Coriolus versicolor). Soporte del sistema inmunológico. Disminuye los efectos de la quimioterapia y radioterapía. Actividad citotóxica, especialmente en pulmón.Tiene un tropismo hacia el sistema inmunológico.
      •  Carcinoma esofágico, gástrico, nasofaríngeo, pulmonar, mama, próstata, colorectal, ovario, cervical, vesicular y linfoma.
      • Infecciones virales: gripe, herpes, hepatitis, VIH.
      • Síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, candidiasis, toxoplasmosis, procesos bacterianos.
      • Hepatitis autoinmune. Cirrosis biliar primaria. 
    • Hongo Cordiceps (Coryceps sinensis). Es adaptógeno. Mejora el rendimiento, el metabolismo energético, la optimización del oxigeno, la tolerancia al ejercicio, el manejo de los lípidos,estimula la energía vital, la líbido, evita el desarrollo tumoral. Tiene un tropismo hacia el sistema cardiorrespiratorio y urogenital.
      • Procesos tumorales gástricos, hepáticos, mama, colón, pulmón... Mitiga los efectos de la quimio y radio terapia.
      • Fibromialgia, astenia, convalecencia, depresión, insomnio, impotencia, esterilidad masculina y femenina, hepatitis B y C, fibrosis hepática, irregularidad menstrual. 
    • Hongo Pollo (Polyporus umbellatus). Tiene un tropismo hacia el sistema genitourinario, sistema inmune y sistema linfático.
      • Carcinoma de pulmón, leucemia y linfoma, mama, próstata, piel, huesos, útero.
      • Trastorno urinario, nefritis aguda (previene la formación de cálculos renales), retención líquidos.
    Bueno, estos son los hongos más utilizados para mejorar nuestro sistema inmune. No los deben consumir aquellas personas que han recibido un transplante, embarazadas, lactantes y en general menores de 6 años.


    Artículos relacionados:
    Como funciona el sistema inmune
    Como mejorar el sistema inmune


      lunes, 23 de enero de 2012

      como mejorar el sistema inmune

      Foto: https://profiles.google.com/xXxtorrent007
      Antes de curar, prevenir. El sistema inmune se deprime ó baja sí no descansamos lo suficiente, sí tenemos estrés, sí no realizamos un poco de ejercicio físico moderado y adaptado a nuestra capacidad, sí nos intoxicamos por no llevar una alimentación sana, variada y equilibrada.

      Y aquí quiero hacer un apunte, es muy importante la alimentación, pues contiene gran cantidad de sustancias que mejoran nuestra inmunidad. En caso de no llevar una alimentación adecuada (debemos tener en cuenta que lo que ingerimos, dependiendo de cómo se haya tratado, recolectado, procesado,..., puede ó no tener esas sustancias beneficiosas, y lo que es peor, llevar sustancias dañinas), antes o después, seguro que “pillamos algo”. Entonces deberemos tratarlo con algún complemento dietético, homeopatía, u otros, pero a continuación o al mismo tiempo, debemos ir poco a poco mejorando los hábitos alimentarios, y así, no nos veremos “pillados” tan a menudo.

      Vale, con los antioxidantes, vitaminas, minerales, oligoelementos, fibra, fitoquímicos, ácidos grasos esenciales,..., que contiene la alimentación, sí los contiene, que ya es decir mucho hoy en día, en lo que prima es la producción y no la calidad (a menos que compremos bio, ecológico, o dispongamos de un pequeño huerto) podemos mantener un estado óptimo de salud. Siempre y cuando no consumamos otros  productos que acidifican el organismo, nos intoxican, etc., vamos, que nos bajan las defensas. ¿Y cuales son?: azucares, incluyendo los de los zumos procesados, pasteles, bollería industrial, el pan normal, conservantes, aditivos, colorantes, etc, que llevan los productos procesados, lácteos en general, alimentos excesivamente churruscados (cuidado con la plancha, parrilla,barbacoa y frituras a demasiada temperatura. Tendencia cancerígena), embutidos en general, alcohol, café, tabaco.

      ¡Pufff, vaya rollo, pues si no se puede comer lo que más me gusta!. Cuantas veces he oído esto. Todo es ir cambiando poco a poco los hábitos, y tampoco es cuestión de llevarlo a los extremos (a menos que tengas un problema serio).

      Dicho todo esto, vamos al grano, esta entrada es para indicar cuales son las sustancias beneficiosas que incorporamos con la alimentación y otras que nos ayuden a mejorar nuestro sistema inmune.
      Los productos o sustancias más comunes en los herbolarios para mejorar el sistema inmune, a veces unitarios y otras compuestos actuando en sinergia son:
      .- Vitaminas
      .- Minerales y oligoelementos
      .- Plantas inmuno estimulantes
      .- Hongos
      .- Otros: Calostro, probioticos, lactoferrina, jalea real, propoleo,..

      En siguientes entradas iré comentando uno a uno estos productos que nos ayudan a subir defensas.

      De todas formas, sigo con lo de que más vale prevenir que curar. Hay por así decir dos tendencias en esto de mejorar el estado de salud:
                la de la medicina oficial o alopática, que actúa contra lo que produce la enfermedad (microbios, virus y bacterias, hongos)
                y la de la mayoría de naturópatas, homeópatas y demás, que además, trabajamos el terreno.

      Viene de lejos, a finales del siglo XIX, había una confrontación de ideas entre Louis Pasteur, que descubrió los responsables directos de las infecciones, es decir, los microbios, y Claude Bernard, que trabajaba sobre la inmunidad y la receptividad individual a las enfermedades, describiendo un “terreno individual” sobre el cual crecía o no el microbio. Bueno, pues al final Pasteur le dijo a Bernard: “El terreno lo es todo. El microbio no es nada”. Pero la medicina alopática se ha quedado con Pasteur, y prima la venta de vacunas, fármacos y demás para ir “en contra de”, en vez de hacer algo para ayudar a no coger ese “bichito”, pues así se vende más, y las farmacéuticas es uno de los mayores imperios hoy en día.

      Articulos relacionados:
      Como funciona el sistema inmune

      La vida en el útero semana a semana (27)

      ¡Abre los ojos! Sus parpados, sellados desde la semana 11-13, se abren y  muestran la evolución del ojo: el iris es azul, la retina reacciona a la luz y han crecido las pestañas. La vista aún debe perfeccionarse mucho (lo seguirá haciendo después del nacimiento), pero el área visual del cerebro ya registra impresiones ópticas y si se ilumina el útero con la luz de un fetoscopio, el bebé se protege tapándose los ojos con las manos.

      Edad fetal: 25 semanas. Talla VC: 20 cm. VT: 30 cm. Peso: 750 gr.

      Talla VC: del vértex al coxis. VT: del vértex al talón.

      martes, 17 de enero de 2012

      Como funciona el Sistema Inmune

      Foto: Claudio Pomhey
       Sistema inmune, ¿como podemos ayudarlo?, voy a realizar una serie de entradas sobre ello, pero primero vamos a ver de manera general ¿Que es el sistema inmune y como funciona?.

      La respuesta del  sistema inmune esta organizada por el hipotálamo.

      El hipotálamo es una zona del cerebro, debajo del tálamo, perteneciente al diencéfalo. De diversas maneras está relacionado con el sistema límbico, el nervioso autónomo y vegetativo: con el sistema endocrino (regula el organismo mediante la secreción de hormonas), la médula espinal y los nervios cerebrales.

      Cuando el organismo tiene un estimulo estresante, como un estres fuerte, enfermedad (fiebres, inflamaciones,...), es el hipotálamo el que se encarga de coordinar la respuesta a ese estimulo. Esto lo hace mediante secreciones de neurotransmisores, hormonas y la acción del sistema nervioso autónomo que enerva los tejidos del sistema inmune.

      Vamos a ver de una manera más práctica lo dicho anteriormente:
      • Como respuesta general, no especifica: mantienen la inmunidad:
        • Piel.
        • Monocitos, un tipo de glóbulos blancos.
        • Macrófagos, células fagocitarias.
        • Leucocitos, son los glóbulos en general.
        • NK, células natural killer.
        • Hormonas bactericidas: Lisocima, Proteína Reactiva, Factor de Complemento, Interferones.
      • Como respuesta más especifica:
        • Linfocitos B: que tienen que ver con la inmunidad humoral (Inmunoglobulinas, anticuerpos, controlan las infecciones bacterianas).
        • Linfocito T: que tienen que ver con la inmunidad celular (procesados en el timo. Se reservan en la zona paracortical de los ganglios: infecciones de hongos y virus).
      • Al mismo tiempo que se producen las respuestas específicas y no específicas, hay algunos órganos que participan en este mecanismo inmunitario:
        • Médula ósea.
        • Timo.
        • Ganglios linfáticos.
        • Bazo.
        • Placas de Peyer.
        • Agregados digestivos, amígdalas (anginas).
        • Adenoides (son las vegetaciones, por así decir, como las anginas de la nariz).
      Si tenemos una debilidad en alguno de los apartados anteriores, se producirá una debilidad inmunitaria y toxemia.

      En cuanto a las toxemia, son los linfocitos T los que deberán actuar, y lo hacen de dos maneras:
      1. Si tienen el marcador CD4 auxilian, estimulan la inmunidad.
      2. Si tienen el marcador CD8 se comportan como citotóxicos, es decir, matan células.

      Con todo esto, la respuesta del hipotálamo puede ser:
      • Adaptada a la toxemia.
      • Empobrecida. Y entonces tenemos personas con un sistema inmune débil.
      • Exagerada. Y entonces tenemos personas con hipersensibilidad inmunitaria.

      Articulos relacinados:
      Como mejorar el sistema inmune
      Como mejorar el sistema inmune con hongos

        lunes, 16 de enero de 2012

        Como subir la energía.

        Foto: johnnyberg

        Electropuntura Bioenergética.

        Electropuntura Bioenergética al servicio de los proceso metabólicos ha sido el primer curso del año 2012. Un buen repaso de este método de salud para regenerar el organismo.

         En este curso seguimos el método Torner, que significa Torrente Nervioso. Pero ¿para que sirve este curso y como se trabaja?. Como dice literalmente en la portada del anuncio del curso: "El Supertronic de Energy basado en la Electroacupuntura del Dr. Voll, nos ayuda a seleccionar los preparados bio-informativos que nuestro organismo necesita para mejorar los procesos metabólicos y las funciones de los órganos internos, recuperando su armonía y equilibrio energético."

        Basado en la electroacupuntura del Dr. Voll, en este método no se pincha o clavan agujas de acupuntura, por ello lo de electropuntura, aunque tiene  bastantes diferencias, como por ejemplo:
        • Elemento Tierra: Estomago. Bazo/Páncreas. Sistema Nervioso. Órganos Internos. Con la función de Dirección.
        • Elemento Metal: Pulmón. Intestino Grueso. Epidermis. Ligamentos. Con la función de Contacto con el exterior en las 2 direcciones.
        • Elemento Agua: Riñón. Vejiga. Sistema Linfático. Sistema Inmunológico. Con la función de Eliminación y Depuración.
        • Elemento Madera: Hígado. Vesícula Biliar. Grasa. Articulaciones. Con la función de Desintoxicar.
        • Elemento Fuego: Corazón. Intestino Delgado. Sistema Venoso. Sistema Hormonal. Con la función de Transporte.
         
        Artículos relacionados:
        Supertronic. Electropuntura Bionergética. Productos Bio-informativos.

        La vida en el útero semana a semana (26)

        Las ecografías ya no abarcarán al bebé completo, pero pueden revelar su sexo si el nió está bien situado. Ahora tiene que permancer en posición fetal, con los bracitos y las piernas recogidos, no hay sitio para estrirarlos. El páncreas secreta ya insulina, necesaria para metabolizar el azúcar (antes lo hacia la placenta).

        Edad fetal: 24 semanas. Talla VC: 19 cm. VT: 28,5. Peso: 650 gr.

        Talla VC: del vértex al coxis. VT: del vértex al talón.

        jueves, 12 de enero de 2012

        Consejos para sistema nervioso

        Estos consejos para el Sistema Nervioso provienen de la dieta ancestral del Dr. Jean Signalet, evidentemente también actúan sobre otros sistemas.

        1. Suprimir todos los cereales de la dieta excepto: arroz integral, trigo sarraceno (alforfón), espelta, quinoa o mijo. Tomar más germinados (ej: cebada, alfalfa,...) y más leguminosas cocidas y germinadas (garbanzos, lentejas, judías, soja, azuki, ...)
        2. Suprimir todos los lácteos de la dieta sustituyendolos por leches de arroz, de avena, de soja, de almendra y/o yogures de soja. Claro, muchos diréis ¿y el calcio?, hay de sobra y de más fácil asimilación en las hortalizas, sésamo, algas, soja, perejil, etc. Mirad bien las etiquetas, pues hay muchos lácteos "camuflados" como aditivos.
        3. Suprimir de la dieta el azúcar blanco: terrones de azúcar, caramelos, bombones, alimentos acaramelados, etc. Acidifican y desmineralizan. Podemos tomar en pequeñas cantidades azúcar integral, miel o melaza de caña. La absorción continuada de azúcares genera un agotamiento de las células beta del páncreas, reducen las reservas de cromo (Cr.), y a la larga, acaban por generar hipoglucemia, cuyos síntomas principales son: taquicardia, ansiedad, temblor, sudoración e incluso hambre.
        4. Suprimir las harinas blancas y la pastelería industrial, son productos altamente astringentes y acidificantes desprovistos de valores nutrientes integrales. En su defecto algo de pasta integral puntualmente.
        5. Evitar las carnes grasas o ricas en grasas saturadas: cerdo, embutidos, cordero, cabrito, etc. Sustituir por carnes blancas (ave en general: pollo, pavo,...) o una vez a la semana carne roja poco hecha (no superar los 110º C de temperatura en la cocción). Tratar de suprimir las grasas "camufladas" como aditivos.
        6. Consumir pescado blanco y azul de buena calidad. Pocos ahumados. Evitar en general el marisco (filtran toda la porquería del mar) y crustáceos (altos en colesterol).
        7. Tomar un máximo de alimentos crudos o cocidos al vapor a baja temperatura (por debajo de los 110º C). Tratar de ir eliminando los fritos (+ 180º C), horneados (+ 300º C) y gratinados (hasta 500º C) de la dieta. Con el calor el alimento se desnaturaliza por completo y el organismo produce muchos desechos en su transformación.
        8. Utilizar únicamente aceites vírgenes de primera presión en frío: oliva, girasol, lino, borraja, onagra, cártamo, de germen de trigo, de nuez, etc. Los aceites procesados alteran nuestra salud.
        9. Tomara pocos productos en conserva. Se aconsejan hortalizas y verduras conservadas por fermentación láctica, los llamados pickles (por ej: col fermentada o choucroute).
        10. No al alcohol y tabaco. Son tóxicos que sobrecargan nuestra capacidad de desintoxicación hepática, digestiva y nerviosa. El tabaco intoxica el cerebro (incremento de CO2) e induce una reducción de la vitamina C circulante; esta reducción de la vitamina C provoca la conocida "triada neurótica": hipocondría, depresión e histería.
        11. Reducir al máximo el café y té. Son excitantes, desmineralizantes, acidificanes, etc... La cafeina es la droga más extendida en la sociedad y se encuentra en múltiples sustancias: café, té, bebidas de cola y diversos fármacos. Su acción más perversa reside en la destruir vitaminas (A, B, P,...) y quelar (inutilizar por por secuestro) un buen número de minerales (Zn, Mg, Ca, P,...) además de ralentizar la digestión, elevar la temperatura corporal e incrementar la diuresis.
        12. Tomar poca sal, no más de 2 gramos al día, siendo preferible tomar los productos llamados sal de hierbas, que son bajas en sodio, o algas en polvo.

        lunes, 9 de enero de 2012

        La vida en el útero semana a semana (25)

        El sentido del gusto ya funciona: el bebé traga más líquido cuando la madre come algo dulce, y pone "cara de asco" sí ha comido algo amargo. Las células del cerebro siguen conectando, recogiendo experiencias. En las encias brotan las yemas de los dientes. Sentado mide un palmo y tu útero esc omo un melón.

        Edad fetal: 23 semanas. Talla VC: 18 cm. VT: 27 cm. Peso 560 gr.

        Talla VC: del vértex al coxis. VT: del vértex al talón.

        jueves, 5 de enero de 2012

        Dietas hipocalóricas. ¿Porqué no funcionan?

        Foto: Carolina Ritter Ribeiro
        El día 3, en el periódico La Razón.es aparece un titular diciendo: "El 68% de los españoles hará dieta para compensar los exceso navideños. Cerca del 68 por ciento de los españoles que se marca el perder peso como objetivo del nuevo año lo hace por su cuenta, sin seguir una dieta diseñada por expertos. Así lo destacan los expertos de Nutrición Center (NC), laboratorio farmacéutico del sector de la nutrición, quienes advierten de que, con esta decisión, se pone en riesgo la salud y aumenta el riesgo del temido efecto 'yo-yo'."

         Bueno, después de estas fiestas, con sus múltiples comidas y cenas, muchos han cogido unos kilitos. A unos no les importará, pero a otros por desgracia les ocasionará unos cuantos problemas, tanto físicos como sicológicos. No es lo mismo una persona que quiere quitarse 5 kilitos para seguir como estaba antes, que la que ya tiene sobrepeso y además ha cogido esos 5 kilitos.

        Estos últimos empezarán a pensar que hacer para bajar esos kilitos. Que si voy a empezar a realizar alguna actividad para "quemar" (que cumplirán los menos), que si voy a cuidar lo que meto entre pecho y espalda, que si voy a hacer la dieta de turno (la que esté de moda), y otros irán a consulta de un profesional (médico o no) que quizas le proponga una dieta hipocalórica, más adelante se explica lo que es una dieta hipocalórica, y porque no suele funcionar.

        Porque expertos, como se cita en el articulo del periodico, hay muchos, ¿pero que obtengan resultados saludables?, ese ya es otro cantar, y hay muchos "expertos" que siguen recomendando una dieta hipocalórica.

        Siempre me ha llamado la atención, quizás porque lo he visto en numerosas ocasiones, que alguien siga al pie de la letra las indicaciones de una dieta, sin pensar en lo que le están haciendo al cuerpo, como le está afectando dicha dieta, físicamente y psicológicamente (pufff, que mala leche se les pone a veces, normal por otra parte, pues si en cada revisión, como no has bajado peso te quitan otras 200 calorías, ya me dirás ), que la realicen un tiempo razonable, y cuando ven que no ha servido para nada bueno, que cambien a otra, y no me refiero a dietas monotipo (alcachofa, uva, ...), por llamarla de alguna manera, sino a dietas del endocrino de Osakidetza, de médicos particulares, dietistas, naturópatas,..., en las que no han tenido en cuenta su persona, su constitución, su personalidad, sus problemas emocionales, que están o ya han provocado en esta persona sus cambios hormonales (problemas de cantidad o regularidad de la "regla", disfuncionamiento hipófiso pancreático con sus periodos repentinos de "hambre canina", episodios de hipoglucemia, tendencia hacia un hipotiroidismo,...).

        Bueno os expongo un razonamiento de un médico y doctor en ciencias biológicas, Jose Luis Cidón Madrigal, no se como me llegó, hace mucho que lo tengo entre distintas fichas y documentos, creo que viene "al pelo" en estas fechas, cuidado con lo que hacéis, un poquito del menos común de los sentidos.


        "En el problema de la obesidad ha habido y sigue habiendo cientos de teorías diferentes, así como miles de tratamientos distintos.

        La obesidad, se decía siempre que se producía por un balance energético positivo. Dicho en otras palabras, cuando la ingesta energética es mayor que el gasto, esa diferencia de energía se transforma en tejido adiposo y la persona aumenta de peso.

        Dentro de la comunidad médica sabíamos que esa teoría no podía ser cierta. ¿Por qué? Sencillamente porque habíamos observado que algunas personas en un día podían perder 2 Kg. de tejido adiposo. Hay que recordar que 1 gramo de grasa equivale a 9 calorías, por lo que 2 Kg. hubieran significado 18.000 calorías. Era lógico pensar que esa persona que había perdido 2 Kg. en un día no había efectuado ninguna actividad física por encima de su metabolismo basal para que pudiera metabolizar esas 18.000 calorías.

        Por otro lado, teníamos pacientes que en un día aumentaban 2 Kg. Entonces, tanto el aumentar 2 Kg. como el disminuirlos, implican 18.000 calorías por encima del metabolismo basal. No puede existir actividad física que en un día pueda gastar 18.000 calorías, ni tampoco persona que en un día ingiera 18.000 calorías.

         Se hicieron estudios en los Estados Unidos que demostraron que había obesos de 160 Kg. que tenían una masa de tejido adiposo de 46 Kg., obesos de 120 Kg. que tenían los mismos 40 o 45 Kg. y otros obesos mórbidos de 230 Kg. que de tejido adiposo únicamente tenían 36 Kg.

        La comunidad científica se preguntó: ¿cómo puede una persona de 230 Kg. tener solamente una masa de tejido adiposo de 36 Kg.? Descubriéndose que la diferencia reside en el agua del cuerpo del compartimiento extracelular, no intracelular.

        En presencia de un balance energético negativo, además de una disminución del metabolismo basal existían también dos respuestas hormonales: un aumento en la secreción de la hormona antidiurética y de la aldosterona. ¿Por qué?

        Se descubrió que en presencia de un balance energético negativo, se producía una respuesta homeostática con el consiguiente aumento de la hormona aldosterona y posterior retención de sodio, y el incremento de la hormona antidiurética con el resultado de retención de agua.

        Para proteger nuestra salud poseemos un instrumento de ahorro energético, denominado metabolismo basal, que se define como la mínima cantidad de energía necesaria para mantener nuestras actividades corporales. También se puso de manifiesto que la disminución del metabolismo se condicionaba con el aporte energético. Por ejemplo: si un paciente con un aporte de 1600 calorías diarias disminuye el ingreso a 1400 calorías, el metabolismo se coloca en equilibrio con las 1400 calorías. Si disminuye a 1200, el metabolismo se equilibra a las 1200 calorías. Se siguió investigando científicamente hasta qué punto disminuía y se alcanzó a dar 380 calorías diarias en un hombre de 70 Kg. ingresado en un hospital. Se puede considerar que un metabolismo mínimo se encuentra entre 380 y 420 calorías diarias.

        ¿Por qué existe esta respuesta homeostática frente a un balance energético negativo? La regulación de nuestro sistema nervioso viene programada desde el hombre primitivo y no para el hombre de hoy en día.
        Nuestro Sistema Nervioso Central interpreta el balance energético negativo como falta de alimento y activa esta respuesta homeostáticacarbohidratos, grasas, y puede sobrevivir semanas o meses, sin embargo no podría sobrevivir muchos días sin agua.

        Nuestro Sistema Nervioso Central transmite al organismo que lo imprescindible es el agua, porque para el hombre primitivo era el más esencial de los elementos ya que al tener que buscar alimentos probablemente tendría que caminar y trabajar muchos días pudiendo morir deshidratado. Para que no muera y pueda sobrevivir más tiempo, nuestro Sistema Nervioso Central activa esta respuesta homeostática aumentando la secreción de hormonas antidiuréticas. El organismo sabe perfectamente que no puede retener el agua si no se retiene también el sodio, por lo que aumenta también la secreción de la aldosterona, y retiene sodio y agua.
        Decíamos que el metabolismo en un período de 24 horas se equilibra con el aporte energético. Si este organismo primitivo se queda sin alimento ingiriendo únicamente 600 calorías diarias, el metabolismo basal se equilibrará a esas 600 calorías diarias, se sentirá débil y no tendrá la fuerza suficiente para ir a buscar alimentos.

        Si ese hombre primitivo se queda sentado esperando que otros compañeros vayan a buscar alimento, su metabolismo basal no aumentará, aportará solamente lo que necesite para preservar su tejido adiposo. Si se comienza a mover porque tiene que buscar alimento, se igualará el metabolismo basal a su gasto energético y si ese hombre se pone a escalar una montaña y aumenta el gasto energético a 2400 o a 3000 calorías, el metabolismo basal aumentará progresivamente para ponerse en equilibrio con esas 2400 o 2800 o 3000 calorías. ¡Qué bien estamos diseñados! Si lo necesitas te lo doy, si no lo necesitas te lo quito.

         El efecto yo-yo se produce cuando una vez terminada una dieta hipocalórica se recupera el peso perdido en las primeras 4-6 semanas después de haber terminado el tratamiento.

        Fíjense lo que sucede con el efecto yo-yo. Si a un paciente que acude al médico se le aconseja una dieta de 1200 calorías es extremadamente difícil o imposible que se pueda proporcionar el aporte proteico aconsejado por la Organización Mundial de la Salud ya que con un gramo por kilo de peso ideal de proteína al día ya se superan las 1200 calorías. Hace años se aconsejó en los Estados Unidos la disminución del aporte de proteínas. La comunidad científica alcanzó la conclusión de que al reducir mucho las proteínas, al paciente se le provocaba un balance nitrogenado muy negativo, se disminuían las cifras del perfil inmunitario, se ocasionaba anemia y perdía masa muscular.

        Con 1200 calorías existe una disminución del aporte proteico que conlleva un balance nitrogenado negativo con la consiguiente disminución del tejido magro. No es únicamente merma de masa muscular, es también pérdida de células vivientes. La disminución del tejido magro conlleva una disminución del peso corporal.
        La pérdida de peso aconsejada en los Estados Unidos es, como máximo, de 1 Kg. a la semana, al estar científicamente demostrado que una pérdida más rápida, ocasionaría un balance nitrogenado fuertemente negativo, peligroso para la salud del paciente.

        Si un paciente rebaja 12 Kg., posiblemente 9 de ellos sean de tejido magro. Tendremos que utilizar una dieta puente proporcionándole más cantidad de proteínas ya que realmente las necesita. Este aumento del aporte proteico conllevará un balance nitrogenado positivo, independientemente del aporte energético. Automáticamente aumentará el tejido magro con el consiguiente incremento del peso corporal hasta medio kilo al día.

        En 4 semanas se puede aumentar medio kilo diario solamente de tejido magro. Cuando regrese a la consulta del médico un mes después habrá incrementado su peso en 8 Kg. El médico pensará que el paciente es un irresponsable que comió de todo.

        Podríamos suponer el siguiente diálogo:
        Señor ¿qué ha pasado? Usted aumentó 8 Kg. ¿Cómo es posible que haya aumentado 8 Kg. con la dieta puente que yo le he dado?
        Doctor, si yo seguí su dieta puente al pie de la letra.
        Por favor, señor, no insulte mi inteligencia, ¿cómo es posible que con 1400 calorías diarias usted aumente 8 Kg? Y es que 8 Kg. son 72.000 calorías en exceso de su metabolismo basal. ¿Usted sabe lo que se ha tenido que comer para ingerir 72.000 calorías?
        Y el paciente piensa: este hombre tiene que ser un ignorante porque le estoy diciendo la verdad y no me cree. Además, lo peligroso es que él no me da ninguna solución. Entonces, lo mejor que puedo hacer es cambiar de médico.
        ¿Qué sucede? Sencillamente que hay una falta de credibilidad mutua, recíproca. El paciente no cree en el médico y el médico no cree en el paciente.

        Aparte del efecto yo-yo hay otro ciclo que también permite recuperar peso después de una dieta. Hemos hablado del primero que es la respuesta homeostática, el segundo, el efecto yo-yo. El tercero es lo que se denomina «líquido metabólico» que necesitamos para digerir y metabolizar los alimentos. Entre estos merecen especial atención los carbohidratos. Para digerir un gramo de carbohidrato, el organismo humano necesita seis gramos de agua. Si ingerimos pasta y pan del orden de medio kilo diario, necesitaremos seis veces el peso en agua para digerirlo, eso quiere decir que precisaremos 3 kilos. Cuando comenzamos cualquier tipo de dieta, lo primero que se suelen restringir son los carbohidratos. Cuando estos se suprimen, en un período máximo de 48 horas se elimina el líquido metabólico que no se necesita, porque sencillamente así es como funciona nuestro organismo. Eso conlleva el rebajar esos 3 kilos en los primeros dos días.

        Además, existen personas que especialmente cuando lo hacen por ellos mismos, sin la supervisión de un médico, exageran. Muchísimas veces habrán oído a pacientes que dicen: yo no necesito ninguna dieta -especialmente entre los hombres- yo me pongo tres días en ayunas y me quito 5 Kg. ¿Qué sucede? Que se ponen en balance nitrogenado negativo y pueden perder tranquilamente medio kilo diario de tejido magro. Pero también, pierden el líquido metabólico y en cuanto comienzan a comer, porque evidentemente tendrán que volver a comer ya que no van a estar en ayunas toda su vida, y consumen carbohidratos, viene el agua que necesito para digerir de nuevo esos carbohidratos, y cuando comienzan a consumir proteínas, empiezan a sintetizar el tejido magro que perdieron y lo peor de todo es que, después de una semana, recuperan los 5 Kg. El paciente no sabe lo que pasó, perdió peso con facilidad, pero lo recuperó seguidamente.

        Debemos ser conscientes de que la obesidad no es un problema de más o menos calorías, sino de metabolismo y las dietas hipocalóricas, que desgraciadamente se siguen utilizando por una gran mayoría de médicos y de instituciones sanitarias. No solamente no resultan efectivas sino que, a veces, pueden ocasionar daños en la salud.

        lunes, 2 de enero de 2012

        La vida en el útero de semana en semana (24)

        Pueden salirle pelos en la cabeza (más gruesos que el lanugo). A partir de esta semana su cerebro aumenta unos 90 gr. al mes, arrugandose. Las células cerebrales, producidas desde la 4ª semana y a un ritmo de 100.000 por minuto, ya no se crean masivamente, pero maduran y se conectan con cada nueva sensación que experimenta: son su primera "memoria".

        Edad fetal: 22 semanas. Talla VC: 17 cm. VT: 25,5. Peso: 500 gr.

        Talla VC: del vértex al coxis. VT: del vértex al talón.

        Tomate unas respiraciones para este año que comienza

        A ver si nos tomamos las cosas con calma. Cuantas veces nos lo hemos dicho o dicho a otras personas. Este es un video de la campaña océanos de Greenpeace, que nos puede ayudar a comenzar el año con  menos estrés, menos prisas y quererlo todo para ayer.

        Con mis mejores deseos para todos en este año que comienza.

        Ahí va: