miércoles, 6 de julio de 2011

Y una Leche !

 Aunque llevamos con la ganadería aproximadamente 5.000 años, hemos empezado a consumir leche de vaca a partir del siglo XIX, si bien es cierto que si se consumía algo de leche de oveja ó cabra. Los niños eran amamantados por sus madres ó nodrizas.

Es evidente, que lo que un bebe ó niño necesita es la leche materna, que está adaptada a las necesidades del bebe ó niño pequeño, y a su edad, pues así tenemos que:
  • Durante los primeros cinco días del postparto se produce el calostro.
  • Del sexto al quinceavo día, la leche de transición.
  • De aquí al decimoquinto més, la leche madura.
La composición de estas leches (glúcidos, lípidos, proteínas, minerales, oligoelementos y vitaminas) va variando según pasa el tiempo, aumentando los lípidos para producir saciedad.

La composición de las dos leches (vaca y materna) es muy diferente, por poner un ejemplo, vamos a comparar los minerales y oligoelementos de ambas:

La leche materna tiene tres veces menos cantidad de sodio y de calcio, cinco veces menos de fósforo, treinta y cinco veces menos de magnesio y cien veces menos de manganeso que la de vaca. Las cantidades de hierro y zinc son parecidas en ambas. 

Aunque parece, comparando ambas leches, que la materna tiene escasez de estos minerales u oligoelementos, no se aprecia carencia en los bebés, ya que la unión entre estos minerales con otras sustancias, hace que sean absorvidos de una manera óptima.

En la leche de vaca, la absorción de hierro es diez veces menor, por lo que quedan restos de hierro en el intestino, favoreciendo la proliferación de gérmenes patógenos.

Por otro lado, la absorción de calcio de la leche de vaca es mucho menor. Esto es debido al exceso de fosfatos, lo cual nos conduce a una hipocalcemia (lo que contradice lo que estamos acostumbrados a oir, que tomemos leche para que los huesos crezcan fuertes y sanos). El calcio de la leche de vaca es poco accesible. En caso de artrosis, osteoporosis, descalcificación, flaco favor hacemos recomendando tomar productos lacteos para aumentar el calcio, cuando este está disponible en la mayoria de verduras, higos, sardinas, sesamo,...


La leche de vaca para los terneros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario