lunes, 25 de junio de 2012

Desayunos y meriendas

Me mandan un correo que dice así:
La Real Academia Española se ha visto en la obligación de tener que admitir que está correctamente escrito: (ver imagen).

Me parece gracioso, pero en vez de nutrir la  mala leche que nos está  provocando en general la clase política, vamos a ver varias cosillas para nutrir el cuerpo. Algo para untar en pan, tortitas o lo que queramos. Nos puede valer como parate del desayuno o la merienda.

Crema de algarroba y avellanas:
Es por así decir el sustituto para los que no pueden o no quieren tomar la clásica crema de cacao y avellanas. No lleva azúcar, leche ni chocolate, por tanto no sabe igual, pero al mismo tiempo tampoco produce los efectos indeseados de estas. Recuerdo que estas cremas ponen como una moto a los niños, les excitan, además al no llevar lácteos la pueden tomar los que tienen intolerancia. El nombre comercial de la que yo uso, de venta en herbolarios, es Carobella, pero puedes hacerla tu mismo y ver las propiedades siguiendo esta receta.

Tahin o puré de Sésamo:
Es rico en ácidos grasos omega 6 y 9, y además, es junto con la soja el vegetal más rico en lecitina. Nos viene de perilla para regular el colesterol en sangre, el agotamiento nervioso y cerebral.
A nivel de vitaminas, tiene vitaminas del grupo B, sobre todo B1 y B2. Y vitamina E, que es antioxidante, sumando estos efectos a los lignanos, que también son antioxidantes.
En cuanto a la fibra, por un lado está la función de arrastre con la insoluble y una pequeña acción laxante por los mucilágos que posee, que también ayuda a nuestra flora bacteriana.
Pero lo importante es a  nivel mineral, en concreto al calcio (Ca) que contiene. Es el alimento que más calcio biodisponible contiene, a excepción de algún queso viejo o curado. Recuerdo que el calcio de la leche no se asimila bien, y que incluso produce descalcificación, en contra de lo que usualmente oímos.
El sésamo tiene de 7 a 10 veces más calcio que la leche. Y además de los ácidos grasos, vitaminas y aminoácidos necesarios para la asimilación del calcio, tiene también los minerales necesarios para que este se asimile (magnesio, fósforo, silicio,cobre, boro).
Este es uno de los productos a tener en cuenta sobre todo para prevenir la osteoporosis.
Hay muchas preparaciones y recetas con sésamo, lo más típico: aceite, gomasio (semillas tostadas, molidas y mezcladas con sal), halva (semillas molidas mezcladas con miel), pero lo más conocido es el tahín (semillas molidas mezcladas con agua). Todas estas preparaciones podemos encontrarlas en los herbolarios.
La ventaja del tahín frente al consumo de las semillas de sésamo crudas como tal, es que estas últimas requieren una masticación y insalivación muy exigente para obtener las propiedades anteriormente citadas. También podemos hacer leche de sésamo mezclando o batiendo una taza de tahín por dos de agua.

Pasta de aguacate:
Esta preparación casera es rica en ácidos grasos insaturados, vitamina E y D, minerales como potasio y cobre sobre todo (también posee, en menor cantidad, hierro, magnesio y calcio y otras vitaminas y minerales).
La preparación casera o receta es la siguiente: Se machaca con el tenedor hasta hacer una pasta: la pulpa de aguacate, zumo de limón al gusto, un poco de sal de calidad y ajo picado al gusto. Consumir rápidamente que se oxida enseguida.

Pan tostado o nó, con un chorro de aceite de oliva virgen de 1ª presión en frío:
Es importante que sea de primera presión en frío. Si la etiqueta no lo indica así, quiere decir que para su obtención se ha calentado (al calentarlo se obtiene más cantidad de aceite pero baja muchísimo la calidad). Posee vitamina A, D, E y K, algunas con propiedades antioxidantes, que junto a los fenoles que presenta  nos ayuda a envejecer con mayor calidad. Estudios indican que ayuda en la prevención del alzehimer.  Ayuda a prevenir enfermedades cardio vasculares (presión arterial, coleterol,...).
Favorece la absorción del calcio y otros minerales ayudando a la remineralización del organismo.
Nos ayuda en la acidez y también nos ayuda a evacuar mejor.

martes, 19 de junio de 2012

Homeopatía para esguinces

esguince tobillo
Foto: Jer Lance


La torcedura más frecuente es la del tobillo, seguida de la rodilla. En las torceduras se pueden lesionar los ligamentos, los tendones e incluso los músculos que rodean la articulación, produciéndose desde un esguince hasta una ruptura completa de estas estructuras. Esto produce dolor, inflamación con hematoma y dificultad para mover la articulación.

Esguince es un estiramiento, desgarro, o rotura parcial o total de los distintos fascículos ligamentosos que mantienen en contacto dos superficies articulares, a causa de una separación violenta y momentánea de las misma superficies.


Según la gravedad del esguince los podemos dividir en:
  1. Esguince de grado I o leve: no hay herida o desgarro en las fibras ligamentosas. La zona queda dolorida por el estiramiento excesivo del ligamento afectado.
  2. Esguince de grado II: es el desgarro o rotura parcial de un ligamento. Generalmente solo afecta a un fascículo ligamentoso. En muchas ocasiones se nota un crujido junto con una sensación de dislocación de la articulación afectada. Al haberse producido una herida, puede aparecer rápidamente un hematoma, hinchazón, dolor e impotencia funcional. Más tarde aparece equimosis (morado por la extravasación de sangre en el interior de los tejidos). Puede afectar al punto de inserción ligamento-hueso (periostio) o únicamente al cuerpo del ligamento.
  3. Esguince de grado III: cuando se han roto completamente uno o varios fascículos ligamentosos. Los síntomas iniciales pueden ser parecidos a los del esguince de II grado. En la mayoría de los casos se requiere cirugía.
El esguince puede llevar asociadas otras lesiones:
-. Lesiones óseas: fisuras, fracturas, arrancamientos del periostio.
-. Lesiones en el tejido nervioso: trastornos de la sensibilidad, parestesias,...
-. Lesiones tendinosas.
-. Lesiones del cartílago articular.
-. Lesiones de las cápsulas sinoviales y/o articulares.

Lo idoneo para tratar un esguince es corregir la estructura osea con osteopatía, ajustes neurológicos, o cualquier técnica articular. Efectuar a continuación un tratamiento manual en el punto exacto de lesión, como puede ser un masaje transverso profundo (Cyriax), y despues completar con plantas, envolturas, arcillas, Sales de Schussler, oligeterapia,..., o lo que vamos a ver a continuación:

Remedios homeopáticos:
  • Árnica: es el primer remedio contra el dolor, inflamación, edemas, hematomas o equimosis. Por su tropismo capilar es un excelente preventivo de las hemorragias, atenúa el dolor y ayuda a la recuperación.
  • Rhus Toxicodendron: Sensación de que le raspan el hueso. Para la fase de recuperación. Agravación al inicio del movimiento, mejoría por el movimiento continuado.
  • Ruta Graveolens: Especialmente efectivo cuando el esguince se ha producido en los puntos de inserción de los ligamentos y tendones con el hueso, ya que implica directamente al periostio. Tiene un tropismo especial por la muñeca.
  • Bryonia: articulación muy hinchada sin hematoma. Mejora con presión ancha o descansando sobre la articulación. Empeora con el movimiento, mejora con el reposo.
  • Hypericum Perforatum: remedio útil en traumatismos y heridas a nivel del tejido nervioso. Si hay irradiación nerviosa.
  • Ledum Palustre: para equimosis rebeldes, difíciles de eliminar, manchas amoratadas, oscuras.
  • Calcarea Fluorica: predisposición a las torceduras o esguinces de repetición. Laxitud articular, por debilidad del tejido conjuntivo, trastorno constitucional.
  • Natrum Carbonicum: Tendencia a las torceduras y luxaciones en tobillos. Esguinces de repetición. Fragilidad crónica de los tobillos. Tendencia a tropezarse. Mejora con el movimiento. Los dolores tienen sensación de tirantez, de desgarro, y a veces de calambres. Es un friolero que empeora con el calor.
  • Strontium carbonicum: para los esguinces antiguos que se prolongan o que vuelven arepetirse. Hinchazón persistente después de un esguince de la articulación tibio tarsiana, sobre todo si hay dolor que empeora con el frío y mejora con el calor.
  • En esguinces de 3º grado, que requieren de intervención quirúrgica, nos podemos ayudar con Gelsemium para el nerviosismo, Phosphorus y Árnica para las hemorragias, Opium, China, Nux Vomica para contrarrestar los efectos de la anestesia. Algo básico para no complicarse sería Gelsemium, Árnica e Hypericum Perforatum, las tres a la 12 Ch.
  • Bellis Perennis: Ayudará a restaurar la belleza y la armonía cuando las secuelas producen cojera.

lunes, 11 de junio de 2012

Wuji Gong en el Condado de Treviño

Este pasado fin de semana he impartido un curso de Wuji Gong en casa-taller Saluz. He disfrutado mucho; de la paz que emana de esta casa; de su decoración y construcción (una vigas de madera y uniones de ellas preciosas, siemprevivas adornando por todos los sitios, la preciosa sala de actividades, el jardín trasero,...); de los paseos dados en sus alrededores; de su comida macrobiótika - energética; de las oraciones, reflexiones, poesías, al comienzo de las comidas y las charlas tras ellas, con Noah y Javier de anfitriones; de los participantes, del ambiente creado en un grupo muy heterogéneo, que ha resultado homogéneo, libre y respetuoso.

Gracias y buenas prácticas.