miércoles, 30 de noviembre de 2011

Chi-Nei-Tsang y las 6 Necesidades Humanas Esenciales

Me acaba de llegar información de un curso de Chi Nei Tsang impartido por Andrew, un profesor con el que he realizado unos cuantos cursos. La voy a usar para esta entrada, y a cambio le hago un poco de publicidad. Si alguien está interesado en este curso (domingo 11 de diciembre en Sitges), puede ponerse en contacto en el siguiente mail: tao.alchemy@gmail.com.


Tengo pocos clientes que vienen a recibir un masaje de Chi Nei Tsang. Es algo que no entiendo, pues me parece una técnica de masaje muy valiosa. Que poca gente viene a tratarse el origen de los problemas, casi siempre emocionales, que derivan en somatizaciones físicas. La inmensa mayoría viene a tratarse de ese dolor muscular producido, lo sepan o nó, por ese "dolor emocional". Si bien es cierto que algunos se dejan aconsejar  para trabajar el emocinal con homeopatía, flores de Bach, hierbajos, "oligos",....


Voy a realizar una serie de entradas a cerca de los valores, mandamientos, leyes, observaciones, etc, que tienen los distintos sistemas de salud, filosóficos (religiosos en ocasiones),...,como el Tao, Yoga, etc. Pues según estos sistemas, si cumples estos mandatos no enfermas y avanzas en tu desarrollo interno.


En fin, esto es lo que dice Andrew de las 6 necesidades humanas esenciales:

Todos tenemos necesidades básicas, no solamente deseos, sino necesidades profundas que motivan y están a la base de todas las elecciones que tomamos. Aquí explicamos las 6 necesidades básicas que todos buscamos cumplir:


CERTEZA:  La primera necesidad es de certeza. Queremos sentirnos seguros y a salvo, evitar dolor y sentirnos cómodos en nuestro entorno. Cada individuo necesita tener alguna forma de certeza y seguridad – un techo encima de la cabeza, saber de dónde vendrá la próxima comida, saber cómo obtener cuidado en la enfermedad, saber que un vecino no nos atacará. Esos solamente son algunos ejemplos de lo que constituye un sentido básico de certeza.


INCERTIDUMBRE/VARIEDAD:  La segunda necesidad es de incertidumbre – la variedad y los retos que desafiarán nuestra dimensión física y emocional. Cada individuo necesita tener alguna forma de variedad en su vida. Nuestros cuerpos, mentes, nuestro bienestar emocional requieren incertidumbre, ejercicio, suspenso, sorpresa.


IMPORTANCIA: La tercera necesidad es de importancia. Cada individuo necesita sentirse importante, deseado, buscado. Como bebes necesitábamos sentir que éramos los números uno. Los niños en una familia compiten entre ellos para encontrar la manera de ser especiales y de sentirse únicos. La importancia viene de la comparación entre nosotros y los demás – en nuestra búsqueda de importancia nos involucramos en cuestiones relacionadas a las jerarquías, la superioridad, la inferioridad. Podemos sentirnos importantes porque hemos logrado algo, construido algo, tenido éxito en algo, o buscamos importancia derribando algo o alguien.


AMOR/CONEXIÓN:  La cuarta necesidad es de experiencia de amor y conexión. Cada individuo necesita conexión con otros seres humanos, y todos luchan por y esperan amor. Un niño necesita ser amado y cuidado durante un largo periodo de tiempo si quiere crecer en la normalidad. Un niño que no es abrazado o tocado muere. Esta necesidad de amor persiste durante toda nuestra vida.


CRECIMIENTO: La quinta necesidad es de crecimiento. Cuando dejemos de crecer, moriremos. Necesitamos constantemente desarrollarnos intelectualmente, emocionalmente y espiritualmente. Crecemos y cambiamos físicamente a medida que nos criamos desde la infancia a la edad adulta y la vejez. Crecemos y cambiamos emocionalmente a cada experiencia y crecemos intelectualmente a medida que vamos respondiendo a los eventos y al mundo a nuestro alrededor.


CONTRIBUCIÓN: La sexta necesidad es de contribución – ir más allá de nuestras propias necesidades y dar a los demás. La vida es incompleta sin ese sentido de que estamos dando una contribución a otros o a una causa. Es parte de la natura humana querer devolver lo recibido, dejar una huella en el mundo. Dar a los demás puede significar donar tiempo en un servicio a la comunidad, hacer una donación caritativa, plantar árboles, escribir libros. 


Las primeras cuatro necesidades son esenciales para nuestra personalidad, las ultimas dos son necesidades espirituales y esenciales para el cumplimiento humano.


Cuando nuestras necesidades de amor, crecimiento y contribución están satisfechas, tienden a abarcar todas las demás necesidades. Cuando nos enfocamos en algo más allá de nosotros mismos, la mayoría de nuestros problemas y fuentes de dolor se vuelven menos significativas. La contribución es la necesidad humana que regula de manera efectiva las otras cinco.

Cada uno de nosotros experimenta las mismas seis necesidades. Sin embargo, 
cada uno encuentra maneras diferentes de satisfacerlas.
Cada una de ellas puede satisfacerse de maneras positivas o negativas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario