miércoles, 18 de enero de 2017

Mioma


A una conocida, por problemas con un mioma, le ha dicho el endocrino que la tienen que "vaciar", que lenguaje más bruto, vamos, practicarle una histeroctomía, es decir, extirparle el útero.

Un mioma es un tumor benigno constituido por células musculares. El problema de los miomas uterinos es el sangrado que suele acompañar y la compresión que puede ejercer en la zona por el tamaño. Casi la mitad de las mujeres van a desarrollar un mioma.

Vamos a comentar sobre estos dos puntos, el tamaño del mioma y el sangrado:

  • Tamaño del mioma: cada cual es un mundo, pero a partir de 8 cm. el mioma da problemas, y en general no queda más remedio que operar si los tienes (problemas). Porque todos hemos visto en las noticias que algunos miomas eran como melones, sin exagerar.
Un tratamiento de un naturópata puede reducir un mioma tres o cuatro cm, por eso es mejor actuar cuando se detecta y no esperar a que aumenten de tamaño y nos de guerra.

  • Sangrado asociado al mioma: se denomina metrorragia al sangrado o hemorragia intermenstrual. Y este es el motivo más habitual por el que se suele operar.
Es habitual que estas mujeres sean nerviosas, con un eje endocrino (hipófisis- tiroides- suprarrenales - gónadas, es decir la diátesis 5 o de adaptación) sobreestimulado. Predominancia del sistema nervioso simpático. Con producción excesiva de estrógenos. Vamos, una guindilla o estresada de la vida.

Pero que sangres, no siempre tiene que ver con el mioma. De hecho gran cantidad de mujeres con miomas no sangran hasta que ocurre algo en su vida, su nivel de tensión, de estrés aumenta (relaciones familiares, laborales,...), y a partir de ahí se producen los sangrados.
Esta tensión puede hacer que la vasopresina no funcione como debiera (vasopresina ----oxictocina). La vasopresina es la hormona diurética, así que al no mear en condiciones no puede liberar esa tensión. Y entonces liberas la presión expulsando por abajo, sangras.

En fin, que para tratar los miomas, en general tenemos que:
  1. Tratar el exceso de estrógenos. En la mayoría de los casos, éste es el origen del problema. Así que hay que regular el proceso hormonal.
  2. Limpiar el tejido del útero, descongestionarlo.
  3. Tratar el hígado, puesto que es el órgano que hace la detoxificación del exceso de estrógenos y de los productos sobrantes  del exceso de actividad suprarrenal (adrenalina, dopamina,..), así como para la correcta creación de la serotonina.
  4. Tratar el sistema nervioso, algo para liberar la tensión, el estrés,...
  5. Una dieta depurativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario