lunes, 28 de enero de 2013

Dolor lumbar. ¿Fortalecer o estirar?

Viene un cliente para un masaje,  me dice que hace tres semanas, al iniciar un movimiento jugando a squash se hizo daño.

Le digo que me indique donde le duele. Me señala la zona, sin definir, superior de la ingle. Le comento que mejor que vaya al médico para descartar otros problemas (hernia inguinal, problemas en uréteres, reflejos de riñón,...).

Me contesta que fue a urgencias y que le dijeron que era muscular. Antiinflamatorios y para casa sin hacerle ninguna prueba. Pero le sigue doliendo.

Foto: Kroline B fotos
Hago pruebas contraresistencia para ver que musculatura está afectada, pensando en psoas ilíaco, tensor de la fascia lata,..., y ninguno me da positivo.

Palpo con cuidado la zona indicada por él, y nada. Voy desplazando hasta que se le agudiza el dolor. Al final, el dolor esta situado en el lateral de la cresta ilíaca, no en la ingle. Paso a realizar el masaje, fundamentalmente con técnica neuro muscular y a estirar.

La cuestión es: si me duele la zona baja de la espalda, es decir, la zona lumbar, ¿hago ejercicios para fortalecerla o estiro?.

Aquí hay dos tendencias:
  • Fortalecer: se realizan ejercicios lumbares para fortalecer la zona. Se suele mandar también hacer abdominales. El objetivo es hacer lo que se llama una faja muscular, comprendiendo abdominales y lumbares. Así la musculatura "sujeta" la lesión. El problema puede venir cuando dejamos de hacer estos ejercicios. Bien por que no podamos por estar enfermos, por edad, o por lo que sea. Puede que sí (el tiempo transcurrido permite que el cuerpo repare la lesión) o puede que no, la lesión sigue ahí y al no tener la faja muscular nos vuelve a dar problemas.
  • Estirar: el mero hecho de estar de pie. ya implica un trabajo muscular sobre la  musculatura lumbar., que es una musculatura estática y que continuamente está solicitada. No así la abdominal, que es dinámica, y tiende a la relajación o distensión. En todo caso, si la abdominal está debilitada,  si convendría hacer un trabajo especifico sobre ella.
Todo trabajo muscular tiende al acortamiento. Este acortamiento comprime los discos lumbares, añadiendo más dolor.

Queda claro, debemos estirar. Pero estirar correctamente. Lo ideal sería hacer estiramientos por cadenas musclulares (tipo SGA, o similares), para corregir todo al mismo tiempo y evitar compensaciones.

El dolor en la zona baja de la espalda puede estar producido por numerosas causas. Si no está contraindicado, realizar estiramientos siempre ayuda. Si no recuerdo mal, en la cresta ilíaca insertan treinta y dos músculos.

Dice la Wikipedia que: "es un dolor de espalda baja, en la zona lumbar, causado por un síndrome músculo esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vertebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales".

Un músculo que casi siempre está afectado es el cuadrado lumbar.. En el libro "Anatomía para el movimiento" de Blandine Calais-Germain, libro esplendido y casi obligado para cualquier profesional dedicado a las técnicas manuales, nos dice que el cuadrado lumbar está sujeto a la última costilla. A las cinco vértebras lumbares (en las apófisis transversas) y a la cresta ilíaca.

Normalmente en camilla hacemos dos estiramientos que van muy bien para esta zona. Uno de ellos conlleva una rotación de la columna lumbar. En agudo, con comprensión radicular (hernias, osteofitos,...) no lo hago.

Voy a explicar el que utilizo en camilla para el cuadrado lumbar, que algunas veces aconsejo que realicen en casa si tienen un lugar adecuado para hacerlo
  1. Nos colocamos tumbados y estirados de costado (decúbito lateral) cerca del borde de la camilla, quedando la musculatura a estirar en la zona superior. 
  2. Flexionamos a 90º  la pierna de abajo.
  3. La pierna de arriba la desplazamos estirada hacia detrás dejándola caer en aducción por fuera de la camilla (si lo hacéis en casa, será por fuera de la mesa o cama, cuidado con caerse, debemos sujetarnos con la mano de abajo al borde de la mesa o colchón.).
  4. Pasamos el brazo de arriba por encima de la cabeza, aumentando así el estiramiento.
  5. Hacemos tres estiramientos de alrededor de 15 segundos. O si lo preferís uno de 30 segundos. Después hacemos el otro lado para equilibrar. Esto sería aconsejable hacerlo tres veces al día..

Nota: ningún estiramiento debe doler. En caso de dolor no hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario