miércoles, 30 de enero de 2013

Como deshacerse de la grasa inutil

Dos amigas conversando:

-¿Sabes que María se ha deshecho de 80 kilos de grasa inútil?.
-¿Ah sí?, ¿y como lo ha hecho?
-Se ha divorciado

Un email que acabo de recibir de una amiga. Para alegrar un poco el día.

lunes, 28 de enero de 2013

Dolor lumbar. ¿Fortalecer o estirar?

Viene un cliente para un masaje,  me dice que hace tres semanas, al iniciar un movimiento jugando a squash se hizo daño.

Le digo que me indique donde le duele. Me señala la zona, sin definir, superior de la ingle. Le comento que mejor que vaya al médico para descartar otros problemas (hernia inguinal, problemas en uréteres, reflejos de riñón,...).

Me contesta que fue a urgencias y que le dijeron que era muscular. Antiinflamatorios y para casa sin hacerle ninguna prueba. Pero le sigue doliendo.

Foto: Kroline B fotos
Hago pruebas contraresistencia para ver que musculatura está afectada, pensando en psoas ilíaco, tensor de la fascia lata,..., y ninguno me da positivo.

Palpo con cuidado la zona indicada por él, y nada. Voy desplazando hasta que se le agudiza el dolor. Al final, el dolor esta situado en el lateral de la cresta ilíaca, no en la ingle. Paso a realizar el masaje, fundamentalmente con técnica neuro muscular y a estirar.

La cuestión es: si me duele la zona baja de la espalda, es decir, la zona lumbar, ¿hago ejercicios para fortalecerla o estiro?.

Aquí hay dos tendencias:
  • Fortalecer: se realizan ejercicios lumbares para fortalecer la zona. Se suele mandar también hacer abdominales. El objetivo es hacer lo que se llama una faja muscular, comprendiendo abdominales y lumbares. Así la musculatura "sujeta" la lesión. El problema puede venir cuando dejamos de hacer estos ejercicios. Bien por que no podamos por estar enfermos, por edad, o por lo que sea. Puede que sí (el tiempo transcurrido permite que el cuerpo repare la lesión) o puede que no, la lesión sigue ahí y al no tener la faja muscular nos vuelve a dar problemas.
  • Estirar: el mero hecho de estar de pie. ya implica un trabajo muscular sobre la  musculatura lumbar., que es una musculatura estática y que continuamente está solicitada. No así la abdominal, que es dinámica, y tiende a la relajación o distensión. En todo caso, si la abdominal está debilitada,  si convendría hacer un trabajo especifico sobre ella.
Todo trabajo muscular tiende al acortamiento. Este acortamiento comprime los discos lumbares, añadiendo más dolor.

Queda claro, debemos estirar. Pero estirar correctamente. Lo ideal sería hacer estiramientos por cadenas musclulares (tipo SGA, o similares), para corregir todo al mismo tiempo y evitar compensaciones.

El dolor en la zona baja de la espalda puede estar producido por numerosas causas. Si no está contraindicado, realizar estiramientos siempre ayuda. Si no recuerdo mal, en la cresta ilíaca insertan treinta y dos músculos.

Dice la Wikipedia que: "es un dolor de espalda baja, en la zona lumbar, causado por un síndrome músculo esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vertebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos como músculos, ligamentos, nervios y discos intervertebrales".

Un músculo que casi siempre está afectado es el cuadrado lumbar.. En el libro "Anatomía para el movimiento" de Blandine Calais-Germain, libro esplendido y casi obligado para cualquier profesional dedicado a las técnicas manuales, nos dice que el cuadrado lumbar está sujeto a la última costilla. A las cinco vértebras lumbares (en las apófisis transversas) y a la cresta ilíaca.

Normalmente en camilla hacemos dos estiramientos que van muy bien para esta zona. Uno de ellos conlleva una rotación de la columna lumbar. En agudo, con comprensión radicular (hernias, osteofitos,...) no lo hago.

Voy a explicar el que utilizo en camilla para el cuadrado lumbar, que algunas veces aconsejo que realicen en casa si tienen un lugar adecuado para hacerlo
  1. Nos colocamos tumbados y estirados de costado (decúbito lateral) cerca del borde de la camilla, quedando la musculatura a estirar en la zona superior. 
  2. Flexionamos a 90º  la pierna de abajo.
  3. La pierna de arriba la desplazamos estirada hacia detrás dejándola caer en aducción por fuera de la camilla (si lo hacéis en casa, será por fuera de la mesa o cama, cuidado con caerse, debemos sujetarnos con la mano de abajo al borde de la mesa o colchón.).
  4. Pasamos el brazo de arriba por encima de la cabeza, aumentando así el estiramiento.
  5. Hacemos tres estiramientos de alrededor de 15 segundos. O si lo preferís uno de 30 segundos. Después hacemos el otro lado para equilibrar. Esto sería aconsejable hacerlo tres veces al día..

Nota: ningún estiramiento debe doler. En caso de dolor no hacerlo.

lunes, 21 de enero de 2013

Dolor de espalda. Masaje y estiramientos.

Hace unos días vino una chica a darse un masaje. Me dice que le duele la espalda, la zona dorsal alta sobre todo (entre los omóplatos o escápulas)  y un poco el cuello, . Lo achaca a que ha vuelto a escalar, con intensidad.

Mientras voy trabajando me fijo en que tiene una cifosis (curvatura de zona dorsal de la espalda) más pronunciada de lo normal, es decir, tirando a hipercifosis.

Mientras movilizo y estiro todo el cinturón escapular, aprecio que tiene los hombros adelantados.

Esta chica viene por molestias en la zona dorsal alta sobre todo. A este nivel, la musculatura más afectada podría ser trapecio y romboides (que va desde la séptima vertebra cervical y primeras 5 vertebras dorsales, al ángulo lateral interno de la escápula).

Me dice que aunque ahora es por escalar, normalmente tiene molestias ahí, aunque no escale. ¿A que es debido?

Romboides
Aunque este no es el caso de esta chica, me da pie para comentar que tener los hombros adelantados implica que las escápulas u omóplatos también se desplazan hacia adelante y lateralmente hacia el exterior. Esto hace que los músculos romboides estén permanentemente estirados (y no relajados). No quiere decir que todas las personas que tengan los hombros adelantados tengan dolor, pero sí, que puede ser una causa de él.

En este caso no hacemos nada dando un masaje en la zona de dolor. Lo que debemos hacer es estirar toda la musculatura que hace que llevemos los hombros hacia delante, permitiendo que las escápulas estén correctamente colocadas y así los romboides no estén continuamente solicitados.

Esta musculatura a estirar, fundamentalmente, pertenece a la cadena inspiratoria y a la cadena antero - interna del hombro.
  • Cadena antero interna del hombro: Coraco - braquial. Subescapular. Pectoral mayor. Dorsal ancho.
  • Cadena inspiratoria: Diafragma. Tendón del diafragma (estos dos últimos elevan las seis últimas costillas). Esternocleidomastoideo. Escalenos (dos primeras costillas). Pectoral menor (tercera, cuarta y quinta costillas). Espinales dorsales. Intercostales. Dorsal ancho (cuatro últimas costillas).
Por cadena muscular entendemos el conjunto de músculos que realizan una misma tarea neuromotriz.
No somos conscientes, pero cada vez que respiramos hacemos ejercicio, solicitamos un trabajo muscular en la inspiración (al coger aire) y relajamos en la expiración (soltar aire).

Toda la vida realizando este ejercicio de respirar. Esto supone que todos estamos en mayor o menor grado bloqueados en inspiración. Esta musculatura, en su rigidez, bloquea el tórax, frena la expiración y limita la ventilación.

Lo correcto es realizar estiramientos de estos músculos. Es improbable, por no decir imposible que la persona que acude sepa estirarlos todos. En ocasiones, si dispongo de tiempo tras la sesión, enseño a estirar analíticamente varios de estos músculos (esternocleidomastoideo, pectorales, escalenos y alguno más). Con la intención de que el o ella lo siga realizando en casa. Pero en el caso que nos ocupa es un trabajo a medio o largo plazo, y en el que nos quedamos corto, pues hay muchos otros músculos implicados.

La opción que suelo ofrecer es la de que cojan  una sesión para enseñarle a estirar por cadenas  musculares. Del método Stretching Global Acitvo (SGA), que es un método que proviene de la Reeducación Postural Global (RPG).

Es un estiramiento suave y global, donde lo principal es la corrección simultánea de todos los segmentos corporales implicados. Durante el mantenimiento de la postura de SGA se ponen de manifiesto las compensaciones que aparecen en otras zonas del cuerpo, se van elongando simultáneamente todos los músculos de una misma cadena, impidiendo deformidades en columna y extremidades, y vamos corrigiendo al mismo tiempo la respiración. Es la propia persona la que controla la postura y la intensidad de las contracciones solicitadas.



lunes, 14 de enero de 2013

El masaje como herramienta de salud

"El masaje como herramienta de salud", es el ultimo artículo que he escrito para la Revista Vida Natural, con la que colaboro. Ya van cuatro artículos. Si queréis leerlo, se encuentra en la pestaña Artículos.

La verdad es que cuando me propusieron escribir el primer artículo no las tenia todas conmigo. Soy nervioso, lo que traducido, es que soy mental. Y trasladar las ideas a un papel, en este caso al trasto este, que es una herramienta casi indispensable hoy en día, pues me lleva muchas horas de ajustar, de buscar la manera de transmitir lo que tengo en la cabeza.

Por suerte, cada vez me resulta más sencillo. Será esa ley de la Osteopatía que dice: "la función hace al órgano". Que de nuevo traduciéndolo nos indica que la "cabeza"  va cogiendo sus mañas, recursos, habilidades,...

Un placer para mí estas colaboraciones, ya sin miedos, disfrutándolas.

domingo, 13 de enero de 2013

Nuestra historia en 2 minutos

Una amiga me pasa el siguiente vídeo.

Es el proyecto fin de curso de una estudiante de secundaria.
Nuestra historia en 2 minutos.
Las imágenes pasan de manera vertiginosa...pero al final tienes la impresión de que no falta ni una coma, impresionante.

A ver si aprendemos y damos un cambio.




lunes, 7 de enero de 2013

Efectos almohadilla eléctrica

No hay un mes sin que algún cliente no me pregunte por la almohadilla eléctrica. El que ya la está utilizando pregunta ¿me viene bien ponerme una almohadilla eléctrica?, el que esta pensando en utilizarla: ¿me vendría bien ....?.

La respuesta en ambos casos es sí. Ahora bien, hay que usarla adecuadamente y tampoco es que los efectos sean maravillosos.

Usar adecuadamente la almohadilla eléctrica. Me pregunto siempre como es posible el mal uso que le dan, si únicamente hay que leer las instrucciones y respetarlas. He llegado a la conclusión de que casi nadie lee las instrucciones. debemos utilizarla alrededor de 20 o 30 minutos, no más tiempo. Y lo podemos repetir varias veces a lo largo del día. Siempre dejando que transcurra un tiempo, hora y media, dos horas entre uso y uso.

En cuanto a los efectos, son mucho peores que una lámpara infrarroja y mejores que los saquitos de semillas o bolsas con gel para calentar en el microondas. La onda de las lamparas infrarrojas penetra más en el tejido llegando al músculo, lo que no hace la almohadilla eléctrica. Y la desventaja de los saquitos o bolsas de gel es que van perdiendo el calor poco a poco, mientras que durante la puesta de la almohadilla la temperatura es contante y mantenida.

El calor por si mismo produce analgesia, disminución del dolor. Aquí lo que sucede es que se envía al cerebro una información de bienestar que puede interrumpir la sensación de dolor. Este calor producido por la almohadilla eléctrica lo que produce es una "llamada a la sangre". La zona en la que es colocada la almohadilla se queda roja por la sangre que ha llegado. Es decir, hemos aumentado el riego sanguíneo a la zona.

 Esta sangre que llega, viene con oxigeno, nutrientes celulares, con hormonas, sustancias antiinflamatorias y anti dolor que el cuerpo produce para aliviar esas molestias que tenemos. Al mismo tiempo, arrastra los deshechos celulares que producen dolor por ellos mismos, drena, limpia la zona. Esto ultimo es lo importante del uso de la almohadilla.

Si usamos la almohadilla eléctrica más tiempo del indicado, conseguimos el efecto contrario, digamos que estancamos, que hacemos permanecer más tiempo la sangre en la zona, manteniendo en ella de nuevo los deshechos, tóxicos y detritus celulares, produciendo de nuevo dolor. Por eso es importante no usarla más de 30 minutos. Algún cliente me ha dicho que la tenia dos horas, e incluso alguno ha llegado a dormir con ella puesta toda la noche.

Leer las instrucciones.