viernes, 23 de noviembre de 2012

Anemia - Hierro

 La anemia es una concentración baja de  hemoglobina, que es una proteína de la sangre que tiene como función el transporte de oxigeno . Esta proteína se compone da globinas unidas a grupos hemo que contienen  hierro. Todas las células del cuerpo tienen hierro. Donde más hay es en la sangre.
Anemía. Hierro
Foto: Justin Riskin

Algunos conceptos en cuanto a la sangre:
  • Hematocrito: proporción glóbulos rojos / volumen sanguíneo.
  • Hemoglobina: proteína que contiene los glóbulos rojos.
  • Hierro (Fe) o Sideremia: concentración sanguínea de hierro.
  • Ferritina: proteína encargada de almacenar el hierro proveniente de lo que comemos. Aunque es el primer valor que nos hace sospechar de una anemia por falta de hierro, debemos tener en cuenta que podemos tener un valor alto de Ferritina y tener anemia, pues en ocasiones y al principio, aumenta para intentar captar más hierro. El organismo tiene sus maneras de intentar curarse a sí mismo.
  • Transferrina: es la proteína que lleva el hierro a donde haga falta, principalmente a la médula osea. También lo recoge de donde se destruyen los glóbulos rojos, digamos que hace un reciclaje.
La más usual es la anemia producida por falta de hierro, que nos afectará así:
  • menor transporte de oxigeno, al aportar poco oxigeno al organismo, entre otros efectos, se nota un cansancio, debilidad anormal, disnea de esfuerzo, poca resistencia física, palpitaciones.
  • afecta a la eliminación del dióxido de carbono y  reacciones químicas del organismo, puesto que el hierro forma parte de varias enzimas. 
  • deprime el sistema inmune. No ayuda al aumento de defensas ni a combatir infecciones.
  •  retraso en el aprendizaje, falta de concentración. Pues limitamos la síntesis de neurotransmisores, el hierro junto con la Vit B3 convierte el triptófano en 5HTP para sintetizar serotonina. En fin, que regula la actividad cerebral.
La cantidad de hierro necesario depende de la persona, no es lo mismo para un hombre que para una mujer, ni para un deportista o una persona sedentaria. La toma de otros minerales como el calcio, magnesio y zinc pueden interferir en la absorción del hierro, así como la fibra (mirar la entrada anterior, el tema de los fitatos). ¡ Ojo!, el exceso de hierro también es perjudicial.

Ultimamente me he encontrado en consulta varias personas con con falta de hierro. En algunas era evidente, cantaba en la analítica, en otras ha sido al ir a mirar el iris para otras cuestiones.

Como siempre, al poner el tratamiento debemos tener en cuenta el origen. Podemos tener falta de hierro por una menstruación excesiva, por una pequeña úlcera que no tenemos detectada (que va sangrando poquito a poquito y no nos apercibimos), mal trabajo hepático (nuestro almacén de hierro está en el hígado, bazo y en la médula osea), etc.  Habrá que tratar esto y al mismo tiempo proporcionar hierro.

Le he dicho a Nerea, de La Herbolera, que me muestre todos los productos que tiene para tratar anemias, falta de hierro. Me ha enseñado un montón de productos. Los precios varían desde siete euros a veinte y pocos euros.

Casi todos los productos llevan hierro en distintos formatos (gluconatos, fumaratos, hierros quelados como bisciglinaato, hierro ascorbato,...) y otros compuestos como jugos de frutas o plantas, minerales, vitaminas, que ayudan a metabolizar (que se absorba mejor) el hierro.

Siempre se ha dicho que debemos tomar el hierro con frutas ricas en Vit C. Hoy la mayoría de los productos la incorporan en su composición. Se hace así porque la Vit C transforma el hierro férrico en ferroso permitiendo que se absorba por el intestino (este es o era el problema de los hierros que mandan en los ambulatorios. Un hierro férrico que se absorbe poco). Nos ayuda en el paso de la trasnferrina a la ferritina hepática. Reduce bastante el estreñimiento que produce el hierro. Contrarresta la inhibición de la absorción de hierro producido por componentes de leche, fibra (fitatos), fosfatos, café, té, yema de huevo.

Otras vitaminas que suelen venir asociadas son las del grupo B, encontramos complementos dietéticos que llevan alrededor de 7 vitaminas del grupo B, pero por lo menos debieran llevar la B6, la B9 o ácido fólico y la B12. En solitario y otra veces en sinergia entre varias de ellas, nos ayudan en el metabolismo del hierro, absorción, transporte y almacenamiento.

El consumo de proteínas animales favorece su absorción, por eso es se suplementa en dietas vegetarianas y de pequeñitos nos obligaban a comer hígado. 

Otra manera de solventar este problema es con oligoterapía, en concreto, el Manganeso - Cobre - Cobalto (Mn-Cu-Co). Puede que quede algo en stock en los herbolarios, pues en España no permiten sacar al mercado ningún producto que lleve Cobalto en su composición (tema burocrático, que no perjudicial para la salud). Dicen los de Labcatal: "es una asociación en la que los componentes intervienen como cofactores de los procesos de eritropoyesis. El cobalto es una factor antianémico, junto con el el hierro y la vit B12. Su presencia es necesaria para la formación del hierro.
Por su acción sobre la hematopoyesis, corresponde al tratamiento de las anemias microcitarias, hipocromas, hiposiderémicas, rebeldes al tratamiento con el hierro ponderal. Son anemias en las que se aprecia un aumento de la sideremia, pero con una persistencia de la microcitosis y una hemoglobina que no logra pasar de 11-12 gramos." Así, el que quiera, que lo compre en Francia.

Otra forma de hacer frente es con los complementos que llevan  Apolactoferrina en su composición. Es una proteína de la leche (cuidado!!! los alérgicos a la proteína de la leche de vaca). Es una proteína que mejora la captación, la fijación en las células y el transporte del hierro por el organismo, optimizando así la absorción del hierro. Este complemento es de elección cuando tenemos un problema de inmunidad. Digamos que roba el hierro necesario a las bacterias para su supervivencia, así por un lado mejoramos la cantidad de hierro y por otro combatimos la infección. También posee propiedades antiinflamatorias.

Además en mucho complementos se añaden plantas y minerales que no son para la mejora de la anemia, pero que ayudan en sus síntomas (maca, alfalfa, cebada verde, magnesio, zinc,...). Todo es buscar que complemento es el que mejor se adapta a nosotros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario