jueves, 20 de septiembre de 2012

Animal político

Después de salir del trabajo he pasado por el grupo de montaña del que soy socio. Las conversaciones estaban calientes. El tema era el único, y no me refiero al sexo, sino a la política (curioso, casi no se ha hablado de montaña).

Yo he llegado a última hora, y no se si es por las cervezas que llevaban, efecto placebo, pues muchas son de 0,0, es decir sin alcohol (no me apunto a esta moda, yo siempre natural, no artificial, es decir, la cerveza sin transformar, je, je), pero el tema era las suspensiones de las bonificaciones, después hemos empezado a analizar la situación actual (algunos de los presentes en paro, otros la semana que viene entran en ERE, a otros la suspensión le supone 800 euros menos,....?. En fin, que hemos empezado a hablar de políticos que conocemos, que de dedicarse a limpiar y pasar la aspiradora a coches (trabajo honrado) pasan a estar en puestos de primer nivel político, sin realizar estudios especificos para sus puestos. Nos preguntamos ¿por qué exigen idiomas para barrer calles (también trabajo honrado) y no para ser gobernar autonomías o estados?

Aristoteles definía al ser humano como un animal político. En fin, después de unas cervezas, con ó sin alcohol, estoy seguro que todos pensamos que nuestros políticos son unos animales, no voy a decir que clase de animales pienso yo que son, pero me ha llegado un email que dice lo siguiente:


Pensando en mi perro...

Mi perro duerme en promedio 16 horas por día.

Tiene toda la comida preparada para él y puede comer cualquier cosa que quiera.

La comida la recibe sin costo, y sin ningún esfuerzo.

Visita al veterinario una vez al año o cuando es necesario, si aparece algún mal.

Para eso el no paga nada y nada se le pide a cambio.

Vive en un buen barrio y en una casa que es mucho mayor de lo que necesita, pero no precisa limpiar nada, ni pagar alquiler ni pensar en un crédito hipotecario.

Si él ensucia, alguien limpia. Además ese alguien se ocupa del alquiler.

Él escoge los mejores lugares de la casa para dormir, y recibe esas comodidades completamente gratis.

Vive como un rey y no tiene ningún gasto por hacerlo.

Todos sus costos son pagados por otras personas que tienen que salir de casa para ganarse la vida todo el día....

Estuve pensando sobre eso, y de repente vino la respuesta............


¡ ¡ ¡ LA MADRE QUE LO PARIÓ....... ! ! ! ¡ ¡ ¡ JODER,..... MI PERRO ES UN POLÍTICO...! ! !

No hay comentarios:

Publicar un comentario