jueves, 1 de marzo de 2012

Homeopatía y Embarazo

Voy a tener una sobrina de un momento a otro. La madre me dice que la matrona ha recomendado homeopatía a todas las embarazadas que asisten a la preparación al parto. Me enseña la hoja, y veo que es un protocolo para el parto de uno de los principales laboratorios homeopáticos, comienza en la semana 37.

Por una parte me alegro, a fin de cuentas las matronas son las que pasan más tiempo con las que van a traer una nueva vida (del sistema sanitario oficial) y si la recomiendan será porque han visto los resultados. Es un protocolo sencillo de realizar, pero como todos los protocolos, se ajustarán más a unas que a otras embarazadas, quedando muchas un poco fuera en algunos aspectos.

Por otro lado es una pena no realizar una preparación homeopática del embarazo, parto y post parto personalizada a cada futura madre.

En este protocolo se indican los medicamentos homeopáticos o cepas, pero no viene "para que" se emplean.

Vamos a ver en que consiste este protocolo homeopático dirigido al parto, debemos tener en cuenta que estos medicamentos homeopáticos tienen un número mayor de indicaciones. Por ejemplo Actaea Racemosa entre otros muchas indicaciones está para dolores de zona cérvico dorsal que no tiene nada que ver con el parto:
  • Sedatif PC:  dos comprimidos tres veces al día, desde la semana 37 hasta el parto. Es un medicamento homeopático compuesto por varias cepas para la ansiedad y el insomnio.
  • Actaea Racemosa 9 CH: semana 37 y 38 tomar 5 gránulos por la mañana. Semana 39 tomar 5 gránulos 3 veces al día. En el parto tomar 5 gránulos cada hora. Esta cepa se prescribe en caso de miedo al parto.
  • Caulophyllum 9 CH: semana 37 y 38 tomar 5 gránulos por la noche. Semana 39 tomar 5 gránulos 3 veces al día. En el parto tomar 5 gránulos cada hora.  Su gran campo de acción son los órganos genitales femeninos, y especialmente durante el parto, cuando los dolores vienen irregularmente, cuando cesan por agotamiento general y cuando son demasiado dolorosos, haciendo el parto prolongado y agotador. Se manda de manera preventiva para tener partos normales, poco dolorosos, fáciles y de duración normal o corta.
  • Arnica 15 CH: en el parto tomar 5 gránulos al entrar. Durante los tres días siguientes al parto tomar 5 gránulos 3 veces al día. Y durante la convalecencia tomar 5 gránulos por la mañana. Arnica Montana se emplea para los traumatismos musculares y psíquicos.
  • Staphysagria 9 CH: en el parto tomar 5 gránulos al entrar. Durante los tres días siguientes al parto tomar 5 gránulos 3 veces al día. Staphysagria es el principal medicamento de las heridas cortantes, nos sirve para acelerar las curación y la reabsorción de la sangre extravasada y para aliviar los dolores. Es muy importante en el post operatorio, sobre todo cuando la herida quirúrgica es muy dolorosa y tarda en cicatrizar. También puede utilizarse después de punciones. Por tanto nos sirve para la episiotomia y para el pinchazo de la epidural.
  • Acidum Phosphoricum Compose: los tres días siguientes al parto tomar 5 gránulos 3 veces al día. Después tomar 5 gránulos mañana y noche. Se emplea en personas agotadas, cansadas, débiles y postradas. Vamos que es para la recuperación del parto.
  • Caléndula gel: aplicar 3 o 4 veces al día durante el post parto y convalecencia. Como todas las cremas de caléndula sirve para calmar, suavizar y refrescar la piel irritada.

Hay una serie de cambios que se producen en toda embarazada, que No es una enferma, teniendo su fisiología que realizar un trabajo extra. Hay aumento de líquidos circulantes (un 40%), aumento del volumen sanguíneo (más de litro y medio de sangre) con hemodilución., se produce una bajada del tono muscular y una relajación de ligamentos, sobre todo en la zona de la pelvis.

Si no puede con este cambio, se pueden producir anemias, bajada de la presión arterial, edemas fisiológicos, problemas digestivos, urinarios, problemas en las articulaciones a nivel de la cápsula...

Se puede hacer un trabajo anterior muy bonito ayudando sobre todo a hígado y riñones, que ven aumentado su trabajo durante el embarazo (sin olvidar la vejiga, el útero, la piel,...). Al metabolismo del calcio, así como a las reacciones metabólicas particulares de la madre. A la musculatura y ligamentos, sobre todo a esas madres que sienten una presión en la zona pélvica, creyendo que se les puede salir el niño.

Una vez llegado a las fechas de este protocolo, si has llevado un seguimiento de la madre, y ves que está tranquila y duerme bien, puedes obviar el Sedatif por ejemplo. En fin, que personalizas lo que en ese momento sucede. Tampoco debemos olvidar la preparación de los pechos para la lactancia en estas fechas, en la que recomendamos automasajearlos con una pomada de caléndula o Castor equi dos veces al día.

Por supuesto Arnica, Caulophyllum, Staphysagria casi siempre van a entrar en la prescripción de todo Homeópata. Eso sí, a distintas diluciones, tomas y maneras. Cada maestrillo tiene su librillo, dicen. Como ejemplo, en el parto muchoa mandamos 3 gránulos de Caulophyllum con cada contracción en vez de 5 por hora en el protocolo anterior.

Después del parto, si tuviera algún problema, nos resulta más fácil realizar la elección de la cepa conveniente para su molestia. Las más frecuentes son de tipo mental (agitación, estrés, ansiedad, depresión, ira,...), dolores, problemas con la lactancia (no llega la leche, duele, llora,...).

Con la homeopatía se puede hacer un trabajo muy personalizado. En numerosas ocasiones nos ayudamos de la oligoterapía (o viceversa) que trata muy bien el terreno y las molestias típicas de todo embarazo. Por ello no es de estrañar que también haya protocolos para llevar el embarazo con oligoelementos.

Normalmente durante el embarazo nos valemos de las dos casi exclusivamente, pues las plantas y otros productos de dietética nos pueden dar problemas durante esta bonita experiencia, y por contra la oligoterapia y homeopatía son seguras al 100%.. No digamos nada de los fármacos, que hasta el hierro que dan para las anemias en muchísimas ocasiones sientan como un tiro, producen estreñimiento o diarrea,..no hay más que ver los posibles efectos secundarios en los prospectos.

No quiero decir que no vayan bien algunos medicamentos, pero si el embarazo es normal, y todo el protocolo anterior es para un embarazo normal, es menos perjudicial para la madre y la criatura tratarse así. Cuando se complica de manera grave el asunto, es obligado un seguimiento médico, y aquí lo que podemos hacer es tratar de complementar y si podemos, llegar a aspectos que no puede la medicina oficial.

6 comentarios:

  1. Hola!
    Me ha parecido interesantisimo tu post, y estoy ahora mismo comprando todo lo que pautas... para tenerlo disponible cuando llegue a mi semana 37
    Como tu dices, me han mandado tomar hierro porque estoy "justita".. pero preferiria tomarlo en homeopatia
    Qué me recomiendas y en qué cantidad??

    Gracias,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Olga, te recomiendo que eches un vistazoa a http://jesusmames.blogspot.com.es/2012/11/anemia-hierro.html por si es debido a otros factores.
      Después puedes acercarte a cualquier herbolario de tu zona y preguntar al dependiente. Hoy en día existen muchos productos especialmente diseñados para las mujeres embarazadas.

      Eliminar
  2. Hola Jesús,

    A mí ayer en mi hospital me dieron justo estas indicaciones homeopáticas de cara al parto, pero a parte, un homeópata me dijo que me tomase cuando tuviese contracciones Pulsatilla 30ch y después del parto Árnica 30ch para la recuperación. ¿Qué me aconsejas? introduzco también la pulsatilla en el momento de las contracciones o la dejo y sigo sólo con esta "receta"?

    Muchas gracias!

    38 semanas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moira.
      Si has estado con un homeópata, hazle caso. El habrá valorado, después de hablar contigo, Pulsatilla como la cepa ideal para tí. Es mejor siempre personalizar con un profesional que seguir un protocolo.

      Eliminar
  3. Hola estoy en mi segundo embarazo. En el primero el parto se paró y no dilate así que en este quiero probar la homeopatía.
    En todos lados leo que se alterna Actaea Racemosa 9 CH con Caulophyllum 9 CH pero son necesarios los dos. Veo que el primero pones en caso de miedo al parto.
    Y para el post con el Arnica 15 CHtendría suficiente tanto para vaginal cómo césarea. Es que si me lio a.comprar seguro que después me lio.
    Muchaa gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yohana.
      Esto es una entrada comentando un protocolo de homeopatía para embarazadas. Siempre se puede personalizar dependiendo de las características de cada una.

      Eliminar