jueves, 12 de enero de 2012

Consejos para sistema nervioso

Estos consejos para el Sistema Nervioso provienen de la dieta ancestral del Dr. Jean Signalet, evidentemente también actúan sobre otros sistemas.

  1. Suprimir todos los cereales de la dieta excepto: arroz integral, trigo sarraceno (alforfón), espelta, quinoa o mijo. Tomar más germinados (ej: cebada, alfalfa,...) y más leguminosas cocidas y germinadas (garbanzos, lentejas, judías, soja, azuki, ...)
  2. Suprimir todos los lácteos de la dieta sustituyendolos por leches de arroz, de avena, de soja, de almendra y/o yogures de soja. Claro, muchos diréis ¿y el calcio?, hay de sobra y de más fácil asimilación en las hortalizas, sésamo, algas, soja, perejil, etc. Mirad bien las etiquetas, pues hay muchos lácteos "camuflados" como aditivos.
  3. Suprimir de la dieta el azúcar blanco: terrones de azúcar, caramelos, bombones, alimentos acaramelados, etc. Acidifican y desmineralizan. Podemos tomar en pequeñas cantidades azúcar integral, miel o melaza de caña. La absorción continuada de azúcares genera un agotamiento de las células beta del páncreas, reducen las reservas de cromo (Cr.), y a la larga, acaban por generar hipoglucemia, cuyos síntomas principales son: taquicardia, ansiedad, temblor, sudoración e incluso hambre.
  4. Suprimir las harinas blancas y la pastelería industrial, son productos altamente astringentes y acidificantes desprovistos de valores nutrientes integrales. En su defecto algo de pasta integral puntualmente.
  5. Evitar las carnes grasas o ricas en grasas saturadas: cerdo, embutidos, cordero, cabrito, etc. Sustituir por carnes blancas (ave en general: pollo, pavo,...) o una vez a la semana carne roja poco hecha (no superar los 110º C de temperatura en la cocción). Tratar de suprimir las grasas "camufladas" como aditivos.
  6. Consumir pescado blanco y azul de buena calidad. Pocos ahumados. Evitar en general el marisco (filtran toda la porquería del mar) y crustáceos (altos en colesterol).
  7. Tomar un máximo de alimentos crudos o cocidos al vapor a baja temperatura (por debajo de los 110º C). Tratar de ir eliminando los fritos (+ 180º C), horneados (+ 300º C) y gratinados (hasta 500º C) de la dieta. Con el calor el alimento se desnaturaliza por completo y el organismo produce muchos desechos en su transformación.
  8. Utilizar únicamente aceites vírgenes de primera presión en frío: oliva, girasol, lino, borraja, onagra, cártamo, de germen de trigo, de nuez, etc. Los aceites procesados alteran nuestra salud.
  9. Tomara pocos productos en conserva. Se aconsejan hortalizas y verduras conservadas por fermentación láctica, los llamados pickles (por ej: col fermentada o choucroute).
  10. No al alcohol y tabaco. Son tóxicos que sobrecargan nuestra capacidad de desintoxicación hepática, digestiva y nerviosa. El tabaco intoxica el cerebro (incremento de CO2) e induce una reducción de la vitamina C circulante; esta reducción de la vitamina C provoca la conocida "triada neurótica": hipocondría, depresión e histería.
  11. Reducir al máximo el café y té. Son excitantes, desmineralizantes, acidificanes, etc... La cafeina es la droga más extendida en la sociedad y se encuentra en múltiples sustancias: café, té, bebidas de cola y diversos fármacos. Su acción más perversa reside en la destruir vitaminas (A, B, P,...) y quelar (inutilizar por por secuestro) un buen número de minerales (Zn, Mg, Ca, P,...) además de ralentizar la digestión, elevar la temperatura corporal e incrementar la diuresis.
  12. Tomar poca sal, no más de 2 gramos al día, siendo preferible tomar los productos llamados sal de hierbas, que son bajas en sodio, o algas en polvo.

2 comentarios:

  1. deberias publicar informacion más espesifica porque se me hace difici sacar informacion para un trabajo del colegio

    ResponderEliminar