miércoles, 15 de junio de 2011

Hiperactividad ó Mala Alimentación

Numerosos niños "diagnosticados de Hiperactividad", no son hiperactivos, tal y como lo entiende la medicina psiquiatrica.

En la hiperactividad no se da una captación de Dopamina, produciendo una alta euforia en los niños, que hace que sean super movidos, es decir, hipercinéticos.

Es muy cómodo para los padres, profesores ó quien tenga que ponerle nombre al problema, decir que esta personita es "Hiperactivo".

En fin, antes de poner un tratamiento (natural ó no), debemos eliminar de la alimentación ciertas substancias y alimentos, que pueden estar provocando, si no todo, una parte muy importante de ese cuadro de Hiperactividad.

Al lío, No a: aditivos como fosfatos, colorantes, aromatizantes artificiales, chocolate (y sus productos derivados para untar en pan ó chocolatear la leche, esta última también fuera), glutamato, conservantes, cafeína (café,colas y demás), ketchup, leche condensada, quesitos, quesos fundidos, tomates, pimientos, espinacas, legumbres y derivados (tofu), puré de patatas preparados, sopas instantáneas, cubitos de caldo, cítricos, piña, uva, avena, maíz, cornflakes, pasta, arroz, yema de huevo, mazapanes, dátiles, higos, margarinas, sal, zumos de frutas, salsas, embutidos, hamburguesas, jamón, foiegrass, pescados preparados, seguro que me dejo algo.

Esto durante tres semanas ó un mes (ya se notará mejoría), parece difícil, ¿que va a comer entonces si quitas todo esto?, es más fácil de lo que parece. Después vamos introduciendo nutrientes nuevos, como por ejemplo tomate, observamos durante tres días, si no pasa nada introducimos otro nuevo nutriente, y así seguimos.

Podemos proponer un tratamiento natural para la hiperactividad, pero sin quitar los nutrientes anteriores no lograremos gran cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario