lunes, 20 de junio de 2011

Digestión Lenta y/o Pesada

Cuando tenemos problemas digestivos, tenemos que aprender a escuchar el comportamiento del cuerpo.

Si tenemos una Digestión Pesada, es debido a la mala metabolización de las grasas ó lípidos por el hígado / vesícula biliar.

El hígado está formado por unidades funcionales llamados lobulillos, estos a su vez, están formados por láminas de células hepáticas. La bilis fluye en el interior de estás láminas hasta los conductos biliares, y de ahí a la vesícula biliar, donde se concentra y es almacenada. La bilis consta de un pigmento llamado bilirrubina, sales biliares, colesterol, fosfolípidos (lecitina fundamentalmente) e iones inorgánicos. Cuando la vesícula biliar libera la bilis, esta llega al duodeno (una parte del intestino delgado) a través del conducto cístico y el colédococo. Los lípidos ó grasas son digeridos en el intestino delgado después de emulsionarse por las sales biliares.

Si tenemos una Digestión Lenta, lo que falla es el juego enzimático del páncreas.

El páncreas es una glándula exocrina y endocrina. Como glándula exocrina segrega el jugo pancreático al duodeno. Este jugo contiene agua, bicarbonato y numerosas enzimas digestivas:
  • Amilasa, que digiere el almidón (en la boca se produce amilasa salival).
  • Tripsina, que digiere las proteínas.
  • Lipasa, que digiere los triglicéridos.
  • Otras, como quimotripsina, elastasa, carboxipeptidasa, fosfolipasa, colesterol esteresa, ribonucleasa, desoxirribonucleasa.
La digestión completa del alimento en el intestino delgado, requiere tanto la acción de las enzimas pancreáticas, como la de las enzimas de las microvellosidades (pliegues microscópicos de la mucosa).

En numerosas ocasiones, suceden ambos problemas simultaneamente.

Ahora ya sabes hacia donde enfocar el tratamiento de una mala digestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario