miércoles, 1 de junio de 2011

¿Como se Desarrolla una Consulta de Salud?

La consulta de salud, idealmente comienza incluso antes de que el cliente se siente. Sales a recibirle con una sonrisa (no una sonrisa de cara de bobo ó falsa) que muestre que estás receptivo a lo que te vaya a contar y ayudarle en lo posible. Esto es fundamental, puesto que si el cliente desconfía, va a poner barreras (que pueden ser inconscientes) y aunque el tratamiento sea correcto, no va a actuar de la misma manera.
Según te acercas a la persona, observas su  constitución física (no es lo mismo alto y delgado que bajo y grueso...), su fisiognomia (tipo de rostro, que a priori nos dirá si es sanguíneo, linfático, bilioso ó nervioso, introvertido o extrovertido, sin presenta ya reflejos de algún problema de salud,..., aunque después no venga por esos problemas que hemos visto), su manera de andar (si pisa de punta, de talón, con los pies abiertos tipo pato, ó solo es una pierna la que rota..., que nos informa de que vértebra lumbar está afectada, y con ello obtenemos información de las correspondencias torácicas y cervicales, para obtener información de que órganos enervan esas vertebras,...).

Una vez ya sentada la persona, le permites que te explique ampliamente, de una manera natural, con sus palabras, lo que le sucede. Esto es fundamental a mi parecer. Ya se que hay profesionales que en un pis -  pas te diagnostican, ó que a veces según entra el cliente, ya sabes lo que le sucede. Pero así, la persona libera una carga importantísima para ella, se siente escuchada, y como anteriormente he dicho, no crea barreras, y el tratamiento será más efectivo.

Después, nos toca a nosotros preguntar.  No solo los aspectos físicos, también los emocionales y mentales.  Que nos diga sí es reciente (agudo), lleva algún tiempo (subagudo) ó ya lleva mucho tiempo con el problema ó dolencia (crónico). Por lo que nos cuenta (la clínica), deducir que le esta pasando, cual ha sido el origen de ese problema (que también habrá que tratar, puesto que si nó, en breve espacio de tiempo, le volverá a surgir el mismo problema).

En fin, todo ello para englobarlo en un síndrome (medicina tradicional china), ó diátesis, ó constitución, temperamento,...según sean las técnicas que emplee el profesional de salud al que haya acudido.
Confirmaremos después con diagnostico del iris (iridologia), de la lengua, fisiognomia, pulsos, reflejos....
Esto, también es normal hacerlo al revés, primero hacer el diagnóstico con estas técnicas y después confirmar con la clínica.

Y por último, proponer el tratamiento ó remedios valiéndonos de los preparados del herbolario (plantas medicinales, preparados que por su contenido nos interese, flores de Bach  para tratar los aspectos emocionales, oligoelementos...), homeopatía, recomendando un modelo de alimentación, prohibiendo temporalmente o definitivamente ciertos alimentos, aconsejandole acudir, además de, a otro profesional como un masajista, osteópata, acupuntor, psicoterapeuta...., lo que considere oportuno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario