martes, 14 de junio de 2011

Homeopatía. Dolor de los primeros dientes.

Normalmente, a partir de los seis meses, empiezan a aparecer los primeros dientes de leche. No tiene porque dar problemas, pero muchos bebes sufren por ello.

Al salir los dientes, se produce una irritación de las encías, es conveniente ofrecer a los bebes mordedores para que los dientes puedan aflorar más fácilmente (mi abuela me contaba, que muchas familias utilizaban un dedal, lo pasaban por las encías para facilitar el proceso).

Esta irritación provoca unos síntomas secundarios:
  • El bebe esta inquieto, esta inquietud también se ve reflejada en el Sueño (del bebe y del vuestro, puesto que no os deja dormir), puede tener unas décimas de fiebre.
  • Dolor de la zona, que puede llegar al oído (otalgia).
  • Produce mucha saliva ó baba, que es bastante ácida y puede irritar las zonas próximas a la boca. Esta saliva ácida es tragada sin parar, provocando un hinchazón de la "panza", y en muchas ocasiones diarreas. Como no hace más que comerse sus babas, pues no tiene hambre, no quiere comer.
La homeopatía nos ofrece una manera de personalizar el tratamiento de nuestro bebe. También existen excelentes productos homeopáticos que intentan cubrir todos los síntomas.

Vamos a ello, por ejemplo:
  • Chamomilla: para los dolores de dientes y oídos comentados anteriormente. Si quitamos estas molestias, el bebe dormirá mejor y estará menos inquieto. Diarreas ardientes, acuosas.
  • Belladona: Para la irritación de las encías con  fiebre baja, las mejillas rojas...
  • Colocinthys: para los dolores y espasmos intestinales, sobre todo si el bebe tiende a encogerse, a llevar las rodillas al pecho.
  • ...
En fin, debemos  buscar las cepas (ó cepa, no se me enfaden los unicistas) más próximas a la sintomatología de nuestro bebe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario